El 61% de los nuevos empleos tuvo un salario real mensual de $2,471 pesos. Hagamos caso a Coparmex El 61% de los nuevos empleos tuvo un salario real mensual de $2,471 pesos. Hagamos caso a Coparmex
Es probable que en estos días algunos de ustedes busque renunciar a su trabajo para tener un nuevo empleo en el cual se le... El 61% de los nuevos empleos tuvo un salario real mensual de $2,471 pesos. Hagamos caso a Coparmex

Es probable que en estos días algunos de ustedes busque renunciar a su trabajo para tener un nuevo empleo en el cual se le retribuya mejor. También puede que sean universitarios que apenas están saliendo de la carrera y tengan ilusiones de encontrar un buen empleo con un salario que les permita rentar un departamento y ser autosufientes. En ambos casos, tendrán que disculparme, pues la realidad está para llorar.

NUEVOS EMPLEOS CON SALARIO POR LOS SUELOS

Uno de los problemas del crecimiento de México es que los nuevos empleos que se crean son con un nivel salarial muy bajo y ello repercute en un consumo limitado y de mala calidad; incluso, en la compra de productos “piratas” y de un bajo nivel de ahorro personal.

Utilizando datos oficiales[1] encontramos que entre el primer trimestre de 2012 y 2017, el 61% de los nuevos empleos fueron con un Salario Real Mensual (SRM) promedio, (descontando la inflación), de $2,471 pesos[2].

Si lo calculamos con inflación, la cifra sería de $2,847 pesos. Y si aún fuéramos más complacientes y tomáramos el actual salario mínimo de $80.04, la cifra de salario mensual sería de $3,202 pesos.

El 61% de los nuevos empleos tuvo un salario real mensual de $2,471 pesos. Hagamos caso a Coparmex

MÁS EMPLEOS DE MENOS INGRESOS Y MENOS EMPLEOS DE MÁS INGRESOS

Una de las promesas de la reforma laboral calderonista y del actual gobierno fue la creación de empleos con mejores salarios, pero la realidad no fue así, ya que entre el primer trimestre del 2012 y 2017 se perdieron 1.19 millones de empleos, que ganaban más de cinco salarios mínimos y aumentaron en 1.03 millones aquellos en los que se paga hasta un salario mínimo. Incluso, como vemos en el cuadro de abajo, en el período mencionado se perdieron 1.79 millones de empleos de los dos rangos salariales más alto (más de tres hasta cinco salarios mínimos y más de cinco salarios), mientras que de los rangos de salarios más bajos se crearon 3.8 millones de empleos nuevos.

Reiteramos que el 61% de los nuevos empleos que se crearon, entre el primer trimestre del 2012 al 2017, se ubicó en el segundo rango salarial, el cual representó un salario mínimo real promedio de $61.76 pesos diarios que, al mes y en ese rango salarial, significa ganar $2,471 pesos. (ver cuadro).

El 61% de los nuevos empleos tuvo un salario real mensual de $2,471 pesos. Hagamos caso a Coparmex

LA MALA SITUACIÓN DE NUESTRA CAPACIDAD DE COMPRA

El banco UBS creó un índice para comparar la capacidad de compra que existe en 71 ciudades, teniendo de referencia a la ciudad New York con 100 puntos.

Los resultados para el 2015 fueron que los empleados de la Ciudad de México están en la novena posición de la peor capacidad de compra con un índice de 29.1 puntos. Es decir, tienen una capacidad de adquirir bienes y servicios de un tercio (29.1%), en comparación con los empleados de  New York.

Por hacer comparativo, los empleados de la ciudad de Lima, Perú, tienen un índice de 38.4 puntos, lo que significa que tienen 9.4 puntos más de capacidad de compra que los empleados de la Ciudad de México. [3]

COPARMEX Y SU BÚSQUEDA DE AUMENTO SALARIAL

La Confederación Patronal de la República (Coparmex), la cual en un acto de gran reflexión y compromiso ético con la economía de México, no firmó el “Acuerdo para el Fortalecimiento Económico” que presentó el presidente Enrique Peña ante el gasolinazo del mes enero, ya que era un convenio apresurado sin el análisis y métrica de seguimiento. Y por cierto, ¿qué avances o qué efectos ha tenido ese acuerdo en la economía desde que se anunció en el mes de enero ante el gasolinazo?

La Coparmex por medio de su presidente Gustavo de Hoyos ha venido buscando la manera de convencer a todos los grupos empresariales y al gobierno de la necesidad de aumentar el salario mínimo en 15.8%[4] para el segundo semestre de año, con el objetivo de recuperar y fortalecer la capacidad de compra de los empleados en nuestro país. Esto se vuelve urgente ante el gran aumento de la inflación que hemos vivido durante este año, a causa del efecto de la liberalización de los precios energéticos y ello ha deteriorado los ingresos de todo el sector laboral y más de aquellos con bajos ingresos.

[1] INEGI, CONASAMI, ENOE

[2] Para el cálculo de esta cifra se utilizó en promedio dos salarios mínimos reales entre 2012 y 2017 con una semana laboral de 5 días.

[3] file:///C:/Users/LEONEL/Downloads/ubs-pricesandearnings-2015-en%20(1).pdf .

[4] http://expansion.mx/economia/2017/06/23/la-coparmex-asegura-que-salario-minimo-de-92-pesos-no-afectaria-la-inflacion

Leonel Carranco Guerra

Leonel Carranco Guerra