Efecto Trump dispara envío de remesas Efecto Trump dispara envío de remesas
El efecto Trump tuvo un impacto importante en el envío de remesas a México por parte de sus connacionales en Estados Unidos Efecto Trump dispara envío de remesas

El efecto Trump tuvo un impacto importante en el envío de remesas a México por parte de sus connacionales en Estados Unidos, refiere análisis del Centro de Estudios Monetarios Latinoamericanos (Cemla) y del Banco Mundial.

El dinero que llegó a territorio mexicano, un 95.5 % proveniente de EE UU, creció un 12.4% en el último trimestre del 2016, para llegar a un acumulado de más de 28 mil millones de dólares en todo el año.

Manuel Orozco, analista de Diálogo Interamericano, una organización de Washington experta en temas migratorios, asegura que el 66% de los mexicanos en ese país manda remesas a los familiares en el territorio nacional. “Eso no ocurría hace una década, cuando sólo el 50% de ellos enviaba dinero”, argumenta el especialista.

“La gente está adelantando recursos. Pide prestado, saca los ahorros. Teme que Trump, y su afán por construir el muro, obstaculice la salida de recursos”, comenta René Maldonado, analista del Cemla.

Horizontum. Efecto Trump dispara envío de remesas

La entrada de latinoamericanos a la primera economía del mundo, la principal fuente de remesas de la región, aumentó un 2,1%, para llegar a los 21,6 millones, de acuerdo con un estudio elaborado por el Cemla y  Banco Interamericano de Desarrollo (BID). La comunidad sudamericana tuvo la mayor alza (6,7%), seguida de la mexicana (3,4%) y la caribeña (1,4%).

Los centroamericanos fueron los únicos que presentaron una caída (del 4,9%), después de haber aumentado con fuerza en el último lustro. Ahora no solo llegan más inmigrantes, también son muchos más los que envían dinero, indica el analista de Diálogo Interamericano.

No obstante, el Banco Mundial estima menor ritmo de crecimiento de los envíos hacia América Latina para este 2017. El organismo cifra en 75 mil 500 millones de dólares el monto de remesas al cierre del ejercicio, que implicará un alza de un 3,3%. Ni siquiera el avance de la economía estadounidense (que crecerá un 2,3% en 2017, según el FMI) contribuirá a que las remesas logren un mayor repunte, comenta Maldonado.

El empleo de los migrantes de América Latina está en el ojo del huracán, añade Orozco. La tasa de paro de este sector de la población en EE UU terminó 2016 en un 5,9%, cercana a la media nacional del 4,4%, y sin sobresaltos respecto a los últimos tres años.

Las estimaciones al cierre de 2017 no son halagüeñas, comenta Maldonado. “El efecto Trump tendrá un impacto sobre el número de ocupados”, comenta. En caso de que el desgaste sea profundo, los latinoamericanos mirarán hacia la otra orilla del Atlántico, sobre todo España que se ha convertido en una segunda casa para millones de habitantes latinoamericanos.

Más de medio millón de latinoamericanos regresaron a su nación de origen entre 2011 y 2015. Esto fue un golpe directo a las remesas de algunos países, principalmente los sudamericanos, dice Maldonado. No es para menos. España es la segunda fuente de envíos hacia el subcontinente. El año pasado aportó cerca del 10% del monto total de recursos que recibió la zona, unos siete mil millones de dólares, de acuerdo con las estimaciones de Diálogo Interamericano. Y se espera que la cifra vaya en aumento.

El año pasado, el número de latinoamericanos en España creció un 0,64% y rompió la racha negativa de cuatro años de continuas bajadas. Ahora son más de 2,3 millones, de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística (INE). El eco de la lenta recuperación económica ha atravesado el océano, asegura el experto del Cemla. El PIB español repuntará un 2,6% al cierre de 2017, según el FMI.

 


La Redacción

La Redacción

Revista dedicada a las finanzas y cultura, comprometida en brindar información de calidad mediante artículos que abordan la realidad económica y financiera del país, así como los tópicos internacionales que nos impactan de manera directa.