Edith Piaf  en la voz de la soprano María Katzarava Edith Piaf  en la voz de la soprano María Katzarava
La soprano mexicana María Katzarava aseguró que el público que asista al Lunario del Auditorio Nacional a escucharla interpretar canciones Edith Piaf  en la voz de la soprano María Katzarava

La soprano mexicana María Katzarava aseguró que el público que asista al Lunario del Auditorio Nacional a escucharla interpretar canciones de Edith Piaf y temas de compositores como Jacques Brel, Jacques Prévert y Joseph Kosma, podrá conocer a una Katzarava distinta, que no imposta la voz para ópera, sino que se adaptará a los acordes del jazz y arreglos para instrumentos como piano, batería, contrabajo, acordeón y guitarra.

En una amena charla con medios, donde reveló que al principio de su carrera deseaba ser cantante de rock, explicó que para esta serie de conciertos, que se llevarán a cabo del 10 al 13 de agosto en el recinto alterno del Auditorio Nacional, tuvo la idea de “cambiar el chip” de alguien que sólo interpreta ópera y, con sensibilidad e inteligencia, separar los géneros para transmitir la versatilidad que es capaz de lograr.

Y explicó que se trata de un proyecto que ha venido realizando desde hace casi dos años y había vislumbrado como un sueño que no sabía concretar: “Pero poco a poco las cosas se fueron cuadrando y el Lunario, muy amablemente y lleno de ilusiones, me abrió las puertas”.

Edith Piaf  en la voz de la soprano María Katzarava

“Empiezo muy fuerte, dando un paso muy grande aquí en el Lunario, sin embargo, también quiero llevar este proyecto a distintos festivales europeos, los cuales ya están interesados en él, porque es una música que atrae al público”, enfatizó la cantante mexicana, quien además dio a conocer que participará con ella en estos conciertos un cuarteto de jazzistas catalanes, de los cuales el pianista también ejecuta el acordeón.

Añadió que escuchar a Edith Piaf le fue de gran utilidad, porque ella se dejaba llevar por la palabra y sabía decir las cosas, lo cual, aunado a la gran admiración que siempre sintió por la leyenda de la chanson francesa, se convirtió en un deseo muy grande de interpretar sus canciones, pero con nuevos arreglos que nada tienen que ver con los que ya se han hecho.

Hija de padre georgiano y madre mexicana, María Katzarava estuvo inmersa en el mundo de la música desde su nacimiento. Sus padres son violinistas profesionales y ella comenzó su formación musical a los tres años al estudiar piano y violín.

A los 15 años hizo una pausa para iniciar sus clases formales de ópera, aunque en ese momento su sueño era convertirse en cantante de pop rock, por lo que formó una banda inspirada en el grupo español Mecano.

Sin embargo, al descubrir el alcance de su voz, se adentra cada vez más en el mundo de la ópera, hasta que a los 17 años ingresó a la Escuela Superior de Música. Fue ahí donde dejó de lado el violín, sus sueños de hacer pop y se enfocó de lleno al canto operístico.

Aunque al principio de su carrera María Katzarava empezó como un soprano lírica ligera, desde hace años interpreta roles totalmente líricos que le han abierto las puertas en los escenarios más prestigiosos del mundo.

Su debut en el Palacio de Bellas Artes fue en 2006, cantando el papel de Stephano en la ópera Romeo y Julieta, al lado de grandes voces como Anna Netrebko y Rolando Villazón. En 2009 hizo su debut europeo como Julieta en Saint-Étienne, Francia. Ese mismo año interpretó Gilda en Rigoletto de Verdi en el Teatro Regio de Parma, y ofreció una presentación en el Lunario con el espectáculo Noche de gala María Alejandres, con arias de ópera.

Con sólo 33 años  ha logrado presentarse en los más prestigiados escenarios del mundo,como la Royal Opera House de Londres, el Teatro de la Scala de Milán, la Ópera de Lausana, La Gran Ópera de Florida, el Teatro Filarmónico de Verona, el Gran Teatre del Liceu de Barcelona y la Sala Tchaikovsky de Moscú.

Edith Piaf  en la voz de la soprano María KatzaravaHa actuado bajo la batuta de directores como Zubin Metha y compartido escenario con los tenores Juan Diego Flórez, Ramón Vargas, Francisco Araiza, Andrea Bocelli y Plácido Domingo, quien la dirigió en la competencia internacional Operalia 2008, de la que resultó ganadora.

En 2014 volvió a trabajar con Plácido Domingo y en 2015 lo acompañó en el concierto con el que el cantante español celebró 55 años de su debut en México, el cual tuvo lugar en el Auditorio Nacional.

Ahora, la soprano mexicana regresa al Lunario, donde ofrecerá una velada inolvidable en la que rendirá un homenaje a una de las voces más trascendentes del siglo XX, Edith Piaf, y sonarán canciones como Non, je ne regrette rienLa vie en roseNe me quitte pasLa chanson des vieux amants, así como composiciones de Jacques Brel (que, aunque de origen belga, su legado fue en idioma francés), Jacques Prévert y música de Joseph Kosma (autores de Les feuilles mortes), y canciones contemporáneas como Je suis malade de Serge Lama, Ja l’aime à mourir de Francis Cabrel y J’attendais de Céline Dion.

El espectáculo María Katzarava Canta Piaf se presentará del jueves 10 al sábado 12 de agosto a las 21:00 horas y el domingo 13 a las 18:00 horas en el Lunario (Reforma 50, Bosque de Chapultepec costado poniente del Auditorio Nacional). Boletos: De $800 a $2100, disponibles en las taquillas del foro sin cargo extra y en el sistema Ticketmaster.

 

La Redacción

La Redacción

Revista dedicada a las finanzas y cultura, comprometida en brindar información de calidad mediante artículos que abordan la realidad económica y financiera del país, así como los tópicos internacionales que nos impactan de manera directa.