Dubai, la utopía moderna Dubai, la utopía moderna
Nunca conocí una ciudad que me enamorara a través del olfato. En el momento en que bajé del avión y puse un pie en... Dubai, la utopía moderna

Nunca conocí una ciudad que me enamorara a través del olfato. En el momento en que bajé del avión y puse un pie en tierra, dentro del aeropuerto Al-Maktoum, me envolvió un enigmático olor como  preámbulo de lo que vería después en mis días de estancia en esa mágica ciudad  árabe.

Cerré los ojos mientras bajaba por el ascensor,  imaginé una escena de las mil y una noches. Me concentré en los sonidos: el rumor del agua proveniente de una enorme cascada, suave música con acordes orientales. Respiré profundo el embriagador perfume del ambiente. Todo se esculpió en la mente. Al abrir los ojos fuera del ascensor, se desplegó ante mí un enorme vestíbulo, en donde se realiza el control de pasaportes. Los hombres vestidos con blanquísimas kandura y la kuffiya sostenida por el agal; con la barba perfectamente arreglada, aureolados por aromas exquisitos con notas de aceite, madera, especias y flores. A lo lejos distinguí las siluetas de algunas mujeres cubiertas con una negra abaya. Todo parecía mágico y seductor. Estaba definitivamente y por primera vez en el Medio Oriente.

Dubai, la utopía moderna

Dubai es una ciudad cosmopolita, donde aproximadamente el 15% de la población es emiratí. El resto son extranjeros. De todos los continentes. Sólo con dar un paseo por Downtown Dubai podremos apreciar y sentir la diversidad cultural, el cosmopolitismo y la integración religiosa que allí se vive.

Me impactó profundamente de manera espiritual cuando en el Dubai Mall, dejé de escuchar la música lounge de todo el recorrido, y tras un breve silencio comenzó a escucharse el llamado para el Salat, el momento de orar y bendecir a Alá. En cada centro comercial, gasolinera, en el aeropuerto e instalaciones públicas hay un cuarto de oración, con las facilidades para lavarse y realizar este acto. En cualquier lugar de la ciudad se puede hacer. Escuchar los cantos del Corán durante varias veces al día, da al ambiente una palpable sustancia espiritual y mística.

Dubai, la utopía moderna

Los musulmanes no ingieren alcohol, lo cual logra una atmósfera cordial y transparente en todas las áreas públicas de la ciudad. Sin embargo, tienen otros placeres, no menos embriagantes, ni menos costosos: chocolaterías y perfumerías. En los centros comerciales estos negocios ostentan locales llenos de glamour y refinamiento. Se pueden encontrar desde lujosos chocolates europeos como los de la marca Godiva, mezclas orientales confeccionadas con agua de rosas, cardamomo o azafrán; hasta una chocolatería en donde la especialidad son los chocolates hechos de leche de camello; los cuales definitivamente son una aventura gustativa para los paladares más atrevidos.

Aunque en Dubai, al ser el destino de compras más importante del mundo, se puede encontrar todo tipo de perfumes, son destacables los perfumes hechos a la usanza árabe. De aromas intensos, audaces, que perduran sobre la piel  y que se reconocen aún a metros de distancia. Los perfumes se pueden encontrar en tiendas lujosas y exclusivas, pero también, en las islas de los centros comerciales o en el souk.

Dubai, la utopía moderna

La ciudad de Dubai se construyó sobre la tabula rasa del desierto de Arabia, con la fuerza de los sueños y la astucia de la creatividad. Todo allí es excesivo y ostentoso. Todo es nuevo y hecho con tecnologías de vanguardia. Cada avenida, cada edificio, cada rincón resulta una impresionante experiencia, que exalta los sentidos del neófito visitante.

Lo primero que atrapa la mirada y el corazón del viajero y que es visible prácticamente desde todos los puntos de la urbe es el rascacielos Burj Khalifa, ubicado en Downtown Dubai. Hasta hoy es el edificio más grande del mundo con 828 metros de altura. Allí se alberga el Hotel Armani, las Residencias Armani, departamentos y oficinas de lujo, así como un restaurante y varios miradores. La estructura del Burj Khalifa está inspirada en una flor regional del desierto conocida como “Lirio Araña”. La vista del mirador At The Top ubicado en el piso 124 y a una altura de 452 metros, te deja sin aliento.

Dubai, la utopía moderna

Desde su terraza al aire libre se puede ver la vastedad del desierto y la superficie acerada y quieta de las aguas del Golfo Pérsico. Desde allí se aprecia también la increíble extensión de la fuente que yace a los pies del rascacielos. La Fuente de Dubai es la mayor fuente coreografiada del mundo. Los espectáculos se presentan todos los días cada media hora, a partir de que cae el sol. Los increíbles chorros danzan al compás de música árabe contemporánea u otras canciones y melodías de fama internacional. La coordinación de los sinuosos movimientos de las fuentes, al ritmo de la música, es fascinante y alcanza el clímax cuando se disparan los chorros en un salto que alcanzan una altura de 256 metros (lo que equivaldría aproximadamente a un edificio de 85 pisos).

Pero Dubai no es sólo novedad y tecnología, en esta ciudad hay también historia antigua y arraigada, la cual encontramos visitando Bur Dubai, donde se encuentra el área de  Al Bastakiya, uno de los barrios más viejos de Dubai, que alberga el Fuerte Al Fahidi o Museo de Dubai, así como construcciones hechas a la usanza tradicional con sus paredes de coral y torres de viento. En esa misma área encontramos el barrio histórico de Al Shindaga,  donde Sheik Saeed Al Maktoum vivió, entre 1912 y 1958.

Dubai, la utopía moderna

En mi próxima crónica hablaremos más de la historia antigua de Dubai así de cómo y por qué esta ciudad se ha convertido en: “La Utopía Moderna”.

GLOSARIO

Abaya: Es la túnica tradicional de las mujeres que se usa de color negro preferente mente o de otros colores

Agal: Es un cordón negro que se le da doble vuelta para sostener la kuffiya sobre la cabeza. Cuando los hombres están en el desierto usan este accesorio para limitar la movilidad de sus camellos, colocándoselos formando un “8” alrededor de las patas delanteras.

Al-Maktoum: es la familia gobernante de Dubai y una de las seis familias que rigen los Emiratos Árabes Unidos.

Bur Dubai: Centro de Dubai

Burj Khalifa: Torre del Califa

Dubai Mall: El centro comercial más grande del mundo, con 1200 tiendas para visitar en su interior. En el 2014 recibió  ochenta millones de visitantes.

Corán: es el libro sagrado del Islam.

Emiratí: Es el gentilicio que se usa para denominar a las personas ciudadanas de los Emiratos Árabes Unidos.

Fuerte Al Fahidi: Se considera la construcción más antigua de Dubai, fue construido en 1787.

Kandura: túnica larga hasta los pies y con mangas, que se usa de color blanco en la vestimenta formal de los emiratos, aunque también se puede usar de otros colores para la vestimenta casual.

Kuffiya: es el chal o pañuelo tradicional usado en medio oriente y que en los emiratos se usa de color blanco y suelto a los lados para la vestimenta formal. Para vestimenta casual se puede usar de otros colores y dispuesto a la cabeza de diversas maneras según la actividad.

Salat: Es el rezo musulman que se practica 5 veces al día y que es uno de los cinco pilares de la religión.

Sheik: es una título honorífico que se da en lengua árabe al líder de una tribu, específicamente en la península arábiga se le da el nombre de sheik a los miembros de la realeza, siendo el título que usan los gobernantes de los siete Emiratos Árabes Unidos.

Souq: Nombre que se le da generalmente e los mercados en medio oriente y que la mayoría de las veces se encuentran al aire libre.

L.E.F. Castanedo

L.E.F. Castanedo

Linda Elisa Fernández Castanedo Flores estudia el doctorado en Lengua y Literatura Catalanas y Estudios Teatrales, Maestra en Artes Escénicas y Licenciada en Filosofía. Directora Académica del Centro de Estudios de Diseño y Arte, CEDA; Editora en Jefe de la Revista Digital Seres de Moda, ha colaborado en revistas especializadas como Mexcostura y Assaig de Teatro en Barcelona, España.