Donde llegan los humanos, también nuestros vicios: cocaína en la Antártida Donde llegan los humanos, también nuestros vicios: cocaína en la Antártida
Cafeína, ibuprofeno, paracetamol y cocaína están presentes en las aguas del continente helado del sur. Donde llegan los humanos, también nuestros vicios: cocaína en la Antártida

Cafeína, ibuprofeno, paracetamol y cocaína están presentes en las aguas del continente helado del sur. Allí se han encontrado rastros de esas sustancias en niveles similares a los de Europa y otros continentes mucho más poblados, según  el primer estudio para analizar la presencia de medicamentos y drogas ilegales en la península Antártica, donde se ubican la mayoría de las bases científicas de diferentes países y se reciben miles de turistas cada año. La investigación confirma una verdad como piedra: donde llegan los humanos, también nuestros vicios.

La investigadora de la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid y coautora del estudio, Yolanda Valcárcel, ha disparado las alarmas sobre el inesperado hallazgo. “La presencia humana está introduciendo contaminantes no analizados hasta la fecha que, en función de su toxicidad, persistencia o bioacumulación, podrían producir daños en el ecosistema antártico”, explica.

Horizontum - Donde llegan los humanos, también nuestros vicios: cocaína en la Antártida

Aunque parezca extraño, el continente de los hielos perpetuos y menos poblado del mundo ( entre mil y cuatro mil habitantes) se ha ido convirtiendo en una importante polo turístico. En el 2010 se registraron unos 30 mil visitantes, mientras que en 2013 ya eran 37 mil 400, según datos publicados en 2016.  El número de visitantes que desembarca en las costas también está aumentando y algunos puntos concretos de la península Antártica registran hasta 16 mil visitas anuales. Sobre todo en verano, considerado el período más delicado para la flora y fauna de ese territorio.

Científicos del Instituto Geológico y Minero (IGME), la Universidad Autónoma de Madrid y el Instituto Nacional del Agua de Argentina se dieron a la tarea de analizar muestras de agua de arroyos, lagunas, drenajes glaciares y vertidos de aguas residuales, sin tratar, en zonas especialmente sensibles, debido al turismo y la presencia de bases científicas.

Los análisis fueron en busca de 25 medicamentos y 21 sustancias recreativas y drogas ilegales. Doce de estas dieron positivo. Los compuestos de mayor concentración son antiinflamatorios y analgésicos, considerados como un “riesgo alto” a nivel medioambiental, según el trabajo, publicado en Environmental Pollution.

Horizontum - Donde llegan los humanos, también nuestros vicios: cocaína en la Antártida

También se detectan concentraciones preocupantes de antibióticos en las aguas residuales de una de las bases analizadas. Pero la sustancia más presente resultó ser la cafeína. Igual encontraron efedrina. Pero lo más sorprendente fue haber detectado el principal metabolito de la cocaína en uno de los 10 puntos analizados, situado cerca de la base científica y militar Marambio de Argentina. Las concentraciones son “similares” a las detectadas en ríos de España, Italia, Bélgica y Reino Unido, apunta el estudio.

Aunque “la presencia de esta sustancia puede deberse al consumo ocasional incluso fuera de la zona analizada, es aconsejable realizar un control continuo debido a los potenciales riesgos que puedan suponer para los ecosistemas acuáticos de la Antártida”, señala el trabajo.

También se detecta en este punto alprazolam, un fármaco de uso frecuente para la ansiedad. Valcárcel matiza que, por el momento, “las concentraciones de drogas son ínfimas y en ningún caso suponen un peligro ambiental”. Los responsables del trabajo quieren seguir analizando la presencia de estos compuestos y estudiar si pueden suponer un peligro para la fauna del continente.

La Redacción

La Redacción

Revista dedicada a las finanzas y cultura, comprometida en brindar información de calidad mediante artículos que abordan la realidad económica y financiera del país, así como los tópicos internacionales que nos impactan de manera directa.