Donald Trump, paranoico y colonialista Donald Trump, paranoico y colonialista
Lo que Trump está poniendo de relieve es el mismo Estados Unidos colonialista, imperialista, y paranoico de siempre. Allí la paranoia está antes que... Donald Trump, paranoico y colonialista

Opinión de la periodista argentina Irene Selser

“Lo que Trump está poniendo de relieve es el mismo Estados Unidos colonialista, imperialista, y paranoico de siempre. Allí la paranoia está antes que el miedo. Primero los colonos ingleses mataron a los indios por las dudas. Después mataron a los negros por las dudas y luego salieron al mundo a matar a los otros, también por las dudas”.

 

El republicano Donald Trump es el precandidato que hoy más le preocupa a México en el actual proceso electoral de los Estados Unidos, afirma la periodista Irene Selser en entrevista con Horizontum sobre su impacto si resultara el próximo mandatario estadounidense.

Su discurso xenofóbico, neonazi, racista y antiinmigrante por la Casa Blanca en noviembre próximo, pueden significar un peligro tanto para el país, como para el acuerdo de libre comercio entre ambas naciones, la emigración y los millones de mexicanos que pudieran ser expulsados de allí, abunda la también experta en temas internacionales del Milenio Diario.

“Definitivamente, México está muy preocupado por un eventual triunfo de Trump. Esperemos que si gana, nuestro país no crea que debe pagar el muro que dice que va a levantar en la frontera”, argumenta Selser. “Si realmente lo va erigir, como ha dicho en su campaña y ha sido uno de sus ganchos, esperemos, como dice una vieja canción mexicana, que ‘ese muerto no lo cargo yo/ que lo pague el que lo mató’”.

Ante este eventual escenario, desde hace meses, estamos viendo cómo México ha ido ajustando su política exterior, incluso hasta nombró un nuevo embajador en Estados Unidos, refiere. “Aunque me sorprende que ahora debamos estar ‘sorprendidos’ por el racismo expuesto verbalmente por Trump. Sabemos que desde la creación de los Estados Unidos, esa nación ha sido una de las más racistas del planeta”.

“Lo que Trump está poniendo de relieve es el mismo Estados Unidos colonialista, imperialista, y paranoico de siempre. Allí la paranoia está antes que el miedo. Primero los colonos ingleses mataron a los indios por las dudas. Después mataron a los negros por las dudas y luego salieron al mundo a matar a los otros, también por las dudas.

“No es nada nuevo el racismo que queda, de manera aberrante y cínica, expuesto por boca de Donald Trump, quien evidentemente encontró ahí un nicho muy fértil donde lucrar, a través de los medios. Es un experto en el manejo de medios. No tuvo que hacer concesiones de campañas, incluso se la está autofinanciando”.

Para esta conocedora del tema, el fenómeno Trump ya se venía expresando desde el 2008, con la irrupción del movimiento ultraconservador Tea Party, el cual es mucho más conservador y peligroso que el propio Donald Trump, por ser la maquinaria de guerra de Estados Unidos.

Incluso, “no podemos olvidar la emblemática foto de una de las figuras más relevantes del Tea Party, el excandidato presidencial, John McCain, quien aparece sonriendo con el líder del grupo Estado Islámico, Abu Bakr al-Baghdadi. La foto es del 2012 y aún se puede encontrar en Internet”.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que “una cosa es un político en campaña –lo hemos visto con el presidente Barack Obama, quien prometió cerrar la cárcel de la base de Guantánamo, y ya dijo que no lo podrá hacer-, y otra muy distinta en el gobierno. Donald Trump también tendría que negociar los términos de estar al frente de la primera potencia del mundo.

“Esperemos que no llegue a la presidencia de Estados Unidos, pero en lo personal lamentamos que Bernie Sanders tampoco lo logre. También  es preocupante que llegue Hilary Clinton. Ella apoyó a George W. Bush en la invasión a Irak, la cual costó un millón de muertos. No es garantía de nada para México, ni para la paz mundial que ella llegue a la Casa Blanca”, argumenta Selser.

Igual la periodista argentina advierte que si bien Trump tiene acumulado unos diez millones de votos,  Bernie Sanders tiene también casi ocho millones de votos. “Es impresionante cómo las grandes cadenas de noticias, la prensa internacional y nosotros mismos no estemos reparando, con el mismo énfasis, en el fenómeno paralelo de la emergencia de este OTRO Estados Unidos.

“Son ocho millones de nuevos votantes estadounidenses,  de distintos sectores de la población, que están apostando por un candidato de 74 años, quien además se define como antisistema. Por eso yo digo que hay dos Estados Unidos en estas elecciones.

“Tanto Trump como Sanders, dos precandidatos en polos opuestos de la política, están planteando una crítica al sistema norteamericano, aunque la gran prensa está proyectando más al fenómeno de Donald Trump, pero el de Bernie Sanders es también importante. Yo diría que México igual tendría que reparar en esos ocho millones de nuevos votantes, en su mayoría norteamericanos,  que están a favor de la migración, de los derechos humanos para los migrantes, y de más democracia en los Estados Unidos.”

 

Katia Monteagudo

Katia Monteagudo

Licenciada en Periodismo, de la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana. Especializada en temas políticos, globales, económicos y sociales, y en el uso de técnicas narrativas, investigativas, manejo de las nuevas herramientas digitales para la búsqueda, procesamiento, publicación y distribución online de información, junto a la capacidad de articular comunidades a partir de estrategias comunicativas 2.0. Dominio de procesos de edición de medios impresos, digitales y en el fotoperiodismo.