Donald Trump entra a un burdel y predica la doctrina calvinista Donald Trump entra a un burdel y predica la doctrina calvinista
Luis Bugarini es un escritor de extensa erudición y una sensibilidad artística ajena a las modas. De él he leído Estación Varsovia, un libro... Donald Trump entra a un burdel y predica la doctrina calvinista

Luis Bugarini es un escritor de extensa erudición y una sensibilidad artística ajena a las modas. De él he leído Estación Varsovia, un libro donde ya se denota el oficio de alguien que conoce las técnicas y argucias narrativas. En dicho volumen también se aprecia una cierta nostalgia proustiana. Luego leí Hermenaútica, el cual considero una puerta a autores poco conocidos por el lector medio, pero muy importantes. Aunque no los conozco todos, creo que, por lo menos, de los que he leído, Se encogió de hombros, y dijo es su mejor texto y un parteaguas respecto a su producción anterior.

Aquí la entrevista.

Roger Vilar (RV): Luis, te propongo un juego de imaginación. Dado que “Se encogió de hombros, y dijo” está compuesto por una serie numerada de “mandamientos”. ¿Cuáles, según tú, serían los feligreses de esta “religión”?

Luis Bugarini (LB): “Pensaría en el tipo de individuo que desconfía del orden y el énfasis actual en la productividad social. No toda acción u omisión humana debe realizarse para lograr un objetivo. Este pensamiento es de raigambre empresarial y es posible fugarse de sus fronteras. Me parece que igualmente hay vivencias atesorables en el derroche de energía en la persecución de una burbuja de jabón. La vida no es un trabajo sino una celebración”.

Luis Bugarini

Luis Bugarini

RV: ¿Qué significa para ti, en el contexto cultural e intelectual mexicano actual, “encogerse de hombros y decir”.

LB: “Presenciamos la ruina del tiempo presente y de una perspectiva posible de futuro. Lejos de cualquier pesimismo gratuito, se agotan nuestras opciones. La clase política logra llevar más al fondo este naufragio que llamamos país. No les basta con haber hundido la embarcación, así que “encogerse de hombros y decir” implica someterse sólo parcialmente a esta degradación civilizatoria. Todo parece indicar que no podemos hacer nada para frenar los abusos, pero al menos podemos decir, incluso decir por decir, como sucede a diario en las redes sociales. Decir es actuar”.

RV: Es evidente que muchos de los “mandamientos” son en realidad cosas que hace la gente políticamente correcta. ¿Qué me puedes decir de la “dictadura de los políticamente correctos”?

LB: “La ‘corrección política’, de izquierda o derecha, es la jalea inmovilizadora del nuevo siglo. En ella quedan atrapados los ánimos por lograr un cambio hacia un horizonte más claro. Ya no es posible bromear sin que alguien se ofenda y arme un escándalo digital. Entiendo esa corrección como otra forma de productividad, en donde se (re)forja un sistema ideológico con premisas que coadyuvan con cierta construcción social. El sinsentido, cuando el humor ya es una liberalidad casi privada, se transforma en un arma para descolocar la “lógica” de lo que parece no admitir una forma alternativa de cimentación”.

Horizontum. Donald Trump entra a un burdel y predica la doctrina calvinista

RV: ¿”Se encogió de hombros y dijo” es un libro para escritores? En caso contrario, ¿cuál podría ser el público lector de este libro?

LB: “No me parece que lo sea. No pensé en ellos al escribirlo y menos aún al publicarlo. Aunque pienso que el público lector estaría conformado por personas con inquietud por saber cómo puede plastificarse el formato breve fuera de las redes sociales (ni una sola letra del libro se publicó en ellas); de los aforismos que en realidad son instantes poéticos o rebaba de palabras escrita al final de los cuadernos de los escritores; de meditaciones que es posible encontrar en la antología más elemental de los Presocráticos; y, en general, en el abuso del chisporroteo de palabras que se mandan a la imprenta sin el mínimo control de calidad. Asistimos al fortalecimiento de una era poblada por simuladores con medios a su alcance, capaces de (intentar) venderlo todo”.

RV: ¿Pensaste en venderlo cuando lo escribías? ¿Cómo lo venderías?

LB: “No pensé en eso. Soy mal vendedor de mi producción. Yo me dedico a generar estos mecanismos y lo que venga después no es algo que me preocupe demasiado. Me tranquiliza saber que llevé la experiencia hasta el fondo y ahora ya tiene vida propia. Está lejos de mí. Si tuviera que venderlo lo ofrecería como una anomalía, una feliz e innecesaria extravagancia, apilada como un catálogo de enunciaciones para restarle importancia a las Grandes Obras del Hombre. Postuló una vuelta a la pequeñez, a la minucia, a la costumbre ridícula de organizar una treta colectiva aún más ridícula. Eliade Mircea escribió una airada defensa de la potencia creadora del ridículo. Escribió: “El ridículo es una forma lanzada por los hombres contra la insinceridad.” “Se encogió de hombros y dijo” es un libro ridículo”.

RV: Finalmente… ¿Qué pretendes lograr en términos de literatura con “Se encogió de hombros y dijo”?

LB: “Después de ‘Cabuyero práctico’ (2015) he dado con una forma que denomino ‘Libroma’ para designar a estos mecanismos para montar y desmontar cuya interacción con el lector se vuelve casi infinita. A decir verdad, no quise lograr nada. La escritura de este libro, al igual que otros que he escrito, sucedió simple y llanamente. En otros libros sí que me he esmerado por contar una historia, como en Memoria de Franz Müller. Ahora bien, pienso en un Cubo de Rubik, por ejemplo, si logras reorganizar los colores… ¿logras algo? Pienso que no. Lo haces como un devaneo o una forma de perder el tiempo. Desbaratar el sentido de “logro” es el espíritu de este libro, que existe, ofrece una experiencia al lector y tiene bordes definidos. Podría decirte que inicia cuando termina. ¿No te parece ridículo?”

Roger Vilar

Roger Vilar

Roger Vilar nació en Cuba, en 1968. Es escritor y periodista. En México fue incluido en la antología “Martirologios del siglo: homenaje al Marqués de Sade”, publicado por la Universidad Autónoma Metropolitana en 2000. En México también ha publicado los libros “La era del dragón”, cuentos, Edamex, 1998; “Habitantes de la noche”, premio de novela de la Editorial de Otro Tipo, 2014; y “Agustina y los gatos”, novela, Casa Editorial Abismos, 2014. Su novela “Una oscura pasión por mamá”, salió editada por De Otro Tipo, el pasado mes de septiembre de 2016. “Reino de dragones” es su más reciente volumen de cuentos, y fue publicado en febrero de 2017 por “Ediciones periféricas”. Su carrera en el periodismo mexicano ya abarca 23 años, en medios como Periódico Reforma, y Milenio Diario, entre otros. Actualmente es Editor en Jefe de la revista “Horizontum”, impresa y digital.Roger Vilar was born in Cuba, in 1968. Since 1993 he lives in México City. He is a writer and journalist. In Cuba, he published the short story books “Horses on the meadow ", 1986; and “Night waters ", 1988. He also published “The Night of the Reporter” in Cuba in 2014. He was also included in two anthologies of the Cuban Literature: “The last will be the first", 1990, and "Narrative Yearbook ", 1993. In Mexico was included in the anthology “Homage to the Marquis de Sade", published by the Universidad Autónoma Metropolitana, in 2000. In Mexico has published the books "The Dragon Age", short stories, Edamex, 1998. Another of his books is “Witches” published in 1998 by Sediento Ediciones. His novel “Inhabitants of the Night” won the award granted by the Mexican publisher De Otro Tipo in 2014. Roger Vilar's latest novel "A Dark Passion for Mom" was released by De Otro Tipo in September 2016. “Kingdom of Dragons” is his most recent volume of stories published in February 2017 by Ediciones Periféricas. Roger Vilar is currently Editor-in-Chief of the Mexican magazine, printed and on the web, "Horizontum", which publishes articles on economics, arts and literature.writer68rogervilar@gmail.com / @RogerVilar7