Donald Trump: el impeachment que ya es un mero trámite Donald Trump: el impeachment que ya es un mero trámite
Donald Trump se está quedando solo y cada vez más cerca del impeachment que lo podría dejar fuera de la presidencia de los Estados... Donald Trump: el impeachment que ya es un mero trámite

Donald Trump se está quedando solo y cada vez más cerca del impeachment que lo podría dejar fuera de la presidencia de los Estados Unidos. Ha sido una decepción para los suyos. También para sus adversarios. En lo único que ha cumplido cabalmente es en acrecentar el odio con su autoritarismo y constantes golpes internos al gabinete de seguridad, que no son sino una expresión de censura, un freno rotundo a ser sujeto de investigación, como a cualquier ciudadano americano. Él tiene que ser la excepción. Nada más autoritario que él. Ni siquiera el Federal Bureau of Investigation (FBI) es motivo de respeto para Trump.

Horizontum. Donald Trump: el impeachment que ya es un mero trámite

Terror y terrorismo después del FBI

Desde que el FBI fue creado, su propósito real era controlarlo todo en materia de seguridad, investigar a cualquiera, incluido al presidente de los Estados Unidos. El autoritarismo de Donald Trump ha superado al del FBI. Al desmantelar al gabinete de seguridad, Trump busca protegerse de las investigaciones sobre la intromisión de Rusia en el proceso electoral de EE UU, sin importarle que su nación y sus ciudadanos queden desprotegidos de amenazas como el terrorismo.

Nuevamente el terror máximo del gobierno americano es el enemigo interno, ahora su propio presidente. Cuando el Senado de Estados Unidos se ha planteado seriamente la posibilidad de iniciar un impeachment para destituir a Trump, el exdirector del FBI, James Comey, podrá comparecer ante los congresistas de la Comisión de Inteligencia, a finales de este mayo en curso.

Pero esto no es todo, aunque Trump así lo prometió –y quizá fue su promesa más irrealizable– no puede lograr que Estados Unidos rompa con su dependencia internacional, y si antes el gobierno norteamericano era acusado de intromisión en la vida política de otros países, con Donald Trump se inaugura una nueva etapa, en la que todo el mundo desea, necesita y le urge entrometerse, en la vida política de EE UU, porque estamos en un mismo barco y con Donald Trump en la capitanía, el hundimiento es inminente.

Horizontum. Donald Trump: el impeachment que ya es un mero trámite

Sólo falta que Trump sustituya a todo el gabinete de seguridad por sus aliados de Arabia Saudita, con quienes el sábado 20 de mayo refrendó vínculos comerciales bélicos por 110 mil millones de dólares; con ellos, el mandatario americano siempre luce sonriente.

Juan Manuel Santos: un bombero para apagar el fuego en Washington

Tan grave se encuentra el gobierno de los Estados Unidos comandado por Donald Trump, que la visita del presidente colombiano y Premio Nobel de la Paz, Juan Manuel Santos, a Washington, el pasado viernes 19 de mayo, más que representar un agente de paz para beneficio y salvación de las relaciones entre EE UU y la región latinoamericana, en el fondo podría ser enviar a un bombero que sea un agente externo, avalado por la Organización de la Naciones Unidas (ONU) para sugerir y asesorar a Trump en materia de seguridad nacional e interior. Quién mejor que Santos, que fuera Ministro de Seguridad en Colombia y artífice de la paz con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), guerrilla que llegó a cometer actos terroristas que impactaron a nivel nacional e internacional.

Si Donald Trump sigue por el lioso camino del autoritarismo y el discurso de odio, sin cumplirle ni a sus votantes, muy pronto el problema no será el nacionalismo proteccionista de la economía norteamericana, que ha roto relaciones comerciales con muchos de sus aliados en Latinoamérica y el mundo, sino que el verdadero problema será que ni el sector nacionalista del exit (salida) de la globalización, querrá tener el más mínimo vínculo con su gobierno.

Aunque la visita a EE UU del presidente y Nobel de la Paz, Juan Manuel Santos fue breve, acordó una próxima invitación al vicepresidente estadounidense, Mike Pince, a Colombia. Ahora Santos le va a dar una lección a Estados Unidos de cómo se arregla la casa desde adentro, nada más vergonzante para la todavía –aunque moribunda– potencia mundial, que representa el país de las barras y las estrellas.

La agenda pública entre el presidente colombiano y el vicepresidente americano serán las relaciones entre Estados Unidos y Latinoamérica, la agenda oculta de esta diplomacia es sin duda hablar y buscar soluciones en materia de seguridad, algo en lo que Santos es todo un experto.

Horizontum. Donald Trump: el impeachment que ya es un mero trámite

Cuánto le queda de vida al gobierno de Donald Trump es relativo y parece un mero trámite, en manos de los congresistas, que sólo tienen que apegarse a la legalidad, pero primero están los acontecimientos recientes ocurridos en Times Square, donde un exmilitar de nacionalidad estadounidense –aunque de origen latino– embistió contra una multitud, dejando veinte heridos y una adolescente muerta. Pese a que las propias autoridades norteamericanas salieron inmediatamente a dejar en claro que este hecho no fue obra del Estado Islámico, su operar fue idéntico a los más recientes atentados de este grupo terrorista.

El que fuera un latino el perpetrador, tampoco es una tesis que salve a Trump de nada, porque el ataque fue terrorista con o sin la reivindicación islamista, aunque Richard Rojas haya o no entrado en contacto con la doctrina del terrorismo islamista –en su momento Al Qaeda–, cuando se encontraba en alguna misión militar en Oriente Medio o por simple imitación del terror.

Incluso, que un latino sea capaz de realizar un ataque tipo terrorista, en el contexto de las políticas migratorias implementadas por Donald Trump, ya es un fantasma que ronda la cabeza de los ciudadanos de los Estados Unidos, el cual podría acelerar la decisión formal de iniciar el impeachment en contra del presidente norteamericano.

Yuriria Rodríguez Castro

Yuriria Rodríguez Castro

Yuriria Rodríguez Castro, es periodista especializada en criminalidad. Egresó de la carrera de Ciencias de la Comunicación de la UNAM, es Maestra en Periodismo Político por la Escuela de Periodismo Carlos Septién García, y en ambas instituciones obtuvo Mención Honorífica. Actualmente cursa el Doctorado en Ciencias Penales y Política Criminal en el INACIPE.