Donald Trump, candidato presidencial: un mal momento para México Donald Trump, candidato presidencial: un mal momento para México
Donald Trump, el magnate neoyorquino poseedor de una fortuna de 10 mil millones de dólares, será nominado candidato republicano a la Presidencia de los... Donald Trump, candidato presidencial: un mal momento para México

Donald Trump, el magnate neoyorquino poseedor de una fortuna de 10 mil millones de dólares, será nominado candidato republicano a la Presidencia de los Estados Unidos el próximo 18 de julio, en Cleveland, Ohio, en el marco de la Convención de su partido.

Su paso por las elecciones primarias estuvo repleto de controversias, debido a sus  polémicas posiciones frente a la inmigración latina, particularmente la mexicana, y su patente animadversión a China, superpotencia mundial que disputa a Estados Unidos (E.U.) la hegemonía política y económica.

En su paso por la campaña, Trump propuso la construcción de un muro fronterizo en el sur de su país, que debería pagar el gobierno mexicano, lo que ha provocado diferentes reacciones en ambos lados de la frontera. Asimismo, sus ataques a Hillary Clinton, virtual candidata demócrata a la presidencia, y al propio Barack Obama, presidente de E.U., han sido particularmente duros luego de las críticas coyunturas que han desencadenado los hechos violentos en Orlando, Florida, donde el pasado 12 de junio un individuo –vinculado al ISIS- asesinó a 50 personas, y el más reciente tiroteo en Dallas, Texas, donde un hombre dio muerte a 5 policías.

Donald Trump, candidato presidencial: un mal momento para México

La actual contienda electoral en E.U. ha tenido consecuencias diversas en México, donde círculos académicos y políticos han puesto de relieve las consecuencias negativas que tendría para nuestro país la llegada de Donald Trump a la presidencia de los Estados Unidos. Dicha alarma se replica en otros países, y en diferentes intensidades.

La llegada de Trump, malos tiempos México

‘Una eventual llegada de Donald Trump, a la presidencia de los Estados Unidos –algo que no se ve tan lejano dados los resultados de los últimos ejercicios estadísticos-, significaría un mal momento para los mexicanos’, así lo considera Pedro Castro, profesor-investigador la Universidad Autónoma Metropolitana.

“México se ha convertido –señala Castro-, a lo largo de toda la campaña de este señor, pues como el enemigo a vencer. Un enemigo muy paradójico, porque, por un lado hay debilidad, tanto del país como de los mexicanos, y por otro lado, pues han abusado del poderío de los Estados Unidos”.

Para el maestro en Estudios Latinoamericanos por la London School of Economics and Political Science, que Trump continúe en la misma línea discursiva que señala y ataca a México es importante para el éxito de su campaña. Cuando habla de México –explica-, “ahí van otros temas, que es el Tratado de Libre Comercio, por ejemplo; al que en México, sectores importantes de la izquierda mexicana se opusieron, pero ahora, paradójicamente también, ésta derecha vociferante, yo diría que ignorante, y hasta de inspiración bonapartista, pone a México, de nuevo, en una situación bastante difícil”.

Donald Trump, candidato presidencial: un mal momento para México

¿Dónde están los grandes capitales?

El miembro de la Asociación Mexicana de Estudios Internacionales, sostiene que los grandes capitales norteamericanos, particularmente, aquellos que tienen intereses en México “no quieren a Trump”. En un contexto así, “los grandes capitales pueden –infiere Castro- quizás van a ser importantes para detener, en un momento dado a este señor”.

Sobre sus inclinaciones políticas, el profesor universitario afirma que “es un populista de la más nefasta derecha de los Estados Unidos, y que parece que no le importa, o no conoce (…) esta canasta de intereses compartidos entre México y los Estados Unidos, que son, naturalmente, de capitales muy importantes”.

Así las cosas, Castro ve muy posible que esos grandes capitales, hagan campaña por Hillary Clinton: “El peligro para Estados Unidos es Trump; habría que ver a la señora Clinton, quien seguramente va, o ya tiene, la simpatía de muchos republicanos, sin duda alguna, y desde luego, de capitales muy importantes. En un momento dado, se va a formar una coalición muy curiosa entre minorías de los Estados Unidos, una clase media liberal y, naturalmente, grandes capitales”.

Sin embargo, un posible apoyo a Clinton no se daría en automático, ni tampoco aseguraría su victoria, habla Castro: “Los colegios electorales, en un momento dado, se pueden ir por el peor (…), y digo el peor, porque Trump es un individuo muy exaltado y con muy malos antecedentes”.

Trump, ¿presidente?

Castro sostiene, sobre la moderación en su discurso, luego de una hipotética llegada la presidencia de los Estados Unidos, que el magnate neoyorquino “lo único que va a poder moderar, es lo que tiene que ver con la realidad a la que se va a enfrentar; es decir, no es tan fácil llevar a cabo lo que él está diciendo”; no obstante, considera que “puede ocurrir, y ojalá no ocurra, que siga manteniendo este discurso xenófobo, antimexicano, estando en la presidencia, precisamente, para mantener el apoyo de la gente que lo llevó (…) Un poco la venganza de los rednecks”.

“Estamos hablando de un sector social muy pobre, por un lado, muy pobre en cuestión de cultura, de educación, y también de una clase media norteamericana que se siente afectada, vulnerada, por el ascenso de los afroamericanos”, considera.

En cuanto al actuar de la diplomacia mexicana en una presidencia con Trump. Castro opina que aquella debe ser “muy fina y muy defensiva (…) Va a ser muy difícil ponerle límites a una persona con tanto poder, y con las ideas que tiene”.


Rodrigo Coronel

Rodrigo Coronel

Periodista y politólogo. Es Licenciado en Ciencia Política por la Universidad Autónoma Metropolitana (Medalla al mérito universitario 2015, por mejor promedio de la generación). Maestrante en Periodismo Político en la Escuela “Carlos Septién García”. Ha escrito en medio digitales e impresos, como columnista y reportero, sobre temas políticos, económicos y culturales. Es conductor radiofónico, desde hace 5 años, en los 94.1 de FM, UAM Radio.