Democracia en picada Democracia en picada
A partir de hoy, el nuevo libro de Pedro Arturo Aguirre –especialista en procesos electorales-, “De Winston Churchill a Donald Trump. Auge y decadencia... Democracia en picada

Pedro Arturo Aguirre: De Winston Churchill a Donald Trump

A partir de hoy, el nuevo libro de Pedro Arturo Aguirre –especialista en procesos electorales-, “De Winston Churchill a Donald Trump. Auge y decadencia de las elecciones”, estará disponible en librerías, bajo el sello  de la editorial española INNISFREE.

Con el prólogo de Luis Carlos Ugalde, antiguo consejero presidente del entonces Instituto Federal Electoral, el libro de Aguirre es “una historia electoral”; sin embargo, en opinión de Ugalde, se trata también de una “reflexión sobre la fortuna y la tragedia –más allá de las urnas- de decenas de políticos en los últimos 70 años”.

Respaldado en investigaciones y trabajos electorales previos, el libro describe, en su primera parte, “las 33 elecciones más emblemáticas y significativas del siglo XX, a partir de la II Guerra Mundial, hasta la actual loca campaña electoral en los Estados Unidos”. Entre los procesos electorales que considera, se encuentra la derrota de Winston Churchill “cuando pierde después de la II Guerra Mundial, inesperadamente, frente a los laboristas; o la que gana (Harry) Truman, también de manera inesperada en 1948”, hasta llegar a nuestros días, con elecciones como la protagonizada por “Al Gore y George Bush Jr.; (o) la de Bill Clinton que le gana a Bush padre; (abordo) el ascenso de Berlusconi en Italia”, entre otras.

Sobre México, el politólogo hace “un panorama general de tres elecciones muy importantes: la del 88, que marcó el inicio del rompimiento irreversible del monopolio partidista del PRI (Partido Revolucionario Institucional), y después toco la del 2000, que es cuando definitivamente el PRI pierde el gobierno, que no el poder; y hablo de las del 2006, las famosas elecciones del ‘voto por voto, casilla por casilla’ ”.

Democracia de capa caída

De su observación sobre la historia de los procesos electorales, Aguirre destaca que“(al estudiarla) de cómo las elecciones han decaído, cómo la democracia ha decaído, cómo ha perdido credibilidad y fuerza. La gente, los ciudadanos, cada vez creen menos en los partidos, menos en las ideologías y en las clases políticas”. Todo ello, ha traído consigo “ascenso de los movimientos anti-política; del 5 estrellas, en Italia; de Podemos (en España); del señor (Donald) Trump”.

Democracia en picada

La segunda parte del libro, está dedicada a reflexionar sobre el lugar “donde estamos parados; (hablo) de la ciberpolítica, del ascenso del populismo, de los movimientos nuevos (…), de la crisis de la democracia, de las democracias que no dan resultados y están desprestigiadas, porque se promete mucho, y se cumple poco”.

De acuerdo a Aguirre, la democracia atraviesa esta crisis de credibilidad, debido a las “crisis económicas; a que los jóvenes encuentran que no es fácil obtener empleo y que sus expectativas de futuro se van haciendo, cada vez, más chicas; que no tienen la misma oportunidad de sus papás de tener seguridad económica; y  empieza a haber un fenómeno de inmigración cada vez más acusado”, a ello habría que sumar a su descrédito, “numerosos y escandalosísimos actos de corrupción”.

La caída de las ideologías

En tal coyuntura, ha quedado patente el trastrocamiento de “todo el juego político”; así se han visto afectados “los partidos políticos e ideologías tradicionales: la socialdemocracia, los cristianodemócratas, los liberales, que por mucho tiempo dominaron el escenario, entran en quiebra porque las nuevas demandas de los ecologistas, de los anti inmigracionistas, de las nuevas generaciones, buscan otro tipo de respuestas que las tradicionales”.

“La gente ya no vota –continua-, o vota con mucho escepticismo, porque sabe que va a ser engañada, porque sabe que la expectativa es que la van a trampear, le van a vender humo, y que los partidos políticos están llenos de políticos mañosos, corruptos e ineptos”. Con eso como antecedente, “surgen nuevos partidos políticos, que muchos de ellos usando viejas ideologías” apelan a denunciar a la ‘casta y la clase política’, presentándose como “ciudadanos buenos e impolutos, que ‘vamos a resolver todos los problemas’ “.

Para Aguirre, el reto de los “neopopulismos” que surgen del panorama descrito, es el de crear en torno suyo “un sistema más autoritario y carismático”, ejemplo de ello, acota, son “Hugo Chávez –ya fallecido-, Rafael Corren en Ecuador, Evo (Morales en Bolivia)”.

El autor adelanta que uno de los obstáculos más importantes hacia la consolidación de la democracia, es el de contraponerle el éxito económico de algunos regímenes autoritarios, tal es el caso del chino, que podrían despertar entre la ciudadanía un patente apoyo, justificando así la limitación de los derechos civiles, en aras de la prosperidad económica.

¿Qué hacer?

Frente al complicado futuro de la democracia, Aguirre plantea que las nuevas tecnologías de la información podrían ayudar a “salvar” la distancia que existe entre la ciudadanía y sus políticos, aunque advierte:  “también puede caer en mucha manipulación, el internet no te resuelve las cosas”.

voto03

Por último, Aguirre se manifiesta por “más democracia sí, pero con responsabilidad, y entendiendo que los procesos políticos  son  complejos y difíciles, no tienen soluciones fáciles, eso es muy importante de entender (…) Y, por otro lado, asumir el escepticismo de la democracia. (Hay que entender) que la democracia siempre es un sistema mediocre, incompleto y limitado, que no va a resolver todos tus problemas y que no te va a dar el paraíso ni la utopía. (La democracia), como dijo Churchill, es la menos mala de las opciones políticas”-

Rodrigo Coronel

Rodrigo Coronel

Periodista y politólogo. Es Licenciado en Ciencia Política por la Universidad Autónoma Metropolitana (Medalla al mérito universitario 2015, por mejor promedio de la generación). Maestrante en Periodismo Político en la Escuela “Carlos Septién García”. Ha escrito en medio digitales e impresos, como columnista y reportero, sobre temas políticos, económicos y culturales. Es conductor radiofónico, desde hace 5 años, en los 94.1 de FM, UAM Radio.