Del otro lado del arcoíris, sólo hay buenas noticias Del otro lado del arcoíris, sólo hay buenas noticias
Sammy Gafari es un soñador. Imagina un mundo feliz. Y aunque no es el único, sí es el primero en concebir un espacio para... Del otro lado del arcoíris, sólo hay buenas noticias

Sammy Gafari es un soñador. Imagina un mundo feliz. Y aunque no es el único, sí es el primero en concebir un espacio para ese universo donde sólo hay espacio para las noticias buenas. Esas que hacen sonreír, agradecer a la vida y dar cabida a la esperanza de que un mundo mejor es posible.

Tal empeño lo llevó a concebir una nueva red social, que tendrá su nacimiento en México el próximo 14 de febrero. Ese día en Internet comenzará a circular onlybeautifulnews network®. Una plataforma digital global dedicada a compartir información positiva en todos los sectores y ámbitos de la sociedad internacional de forma gratuita, por ahora dirigida a usuarios del país, el resto de Latinoamérica, Estados Unidos y Canadá.

Este nuevo proyecto de Gafari, libanés radicado en el país desde hace 14 años, nació del deseo de cambiar al mundo a través de buenas noticias. Su concepción le llevó dos años de trabajo con la colaboración de comunicadores, diseñadores y talentos creativos mexicanos, además de su familia.

Del otro lado del arcoíris, sólo hay buenas noticias

Todos pusieron su empeño para crear la plataforma de onlybeautifulnews network®, la cual será un espacio digital libre, diverso e incluyente para compartir ideas, sucesos e información amable de todo tipo sobre música, artes, moda, gastronomía, estilos de vida, viajes, tecnologías, salud y toda una gama de contenido multimedia, creada por la comunidad interesada en compartir el lado bueno del mundo, la belleza de la vida y sus momentos de felicidad.

Aunque el término de felicidad es controvertido, para Sammy Gafari significa amor y estar bien con la mente y el cuerpo. Es destacar la sonrisa, el azul del cielo, la luz del sol, la arena en la playa, el mar transparente y la capacidad de vivir y disfrutar esos instantes, compartió con Horizontum.

Gafari es graduado en Economía,  se desempeñó en el sector comercial de Europa y los Emiratos Árabes Unidos por varios años, y desde que conoció a su esposa Marianne en Bruselas decidió dejar todo eso y dedicarse, junto a ella, a establecer empresas mucho más personales. “Siempre he amado el arte, viajar por el mundo y ayudar a la gente”, dice.

Su andar lo llevó hasta Oaxaca, el lugar que le sirvió de inspiración para su más reciente proyecto. Observando la salida de un vuelo procedente de Canadá en el aeropuerto de Huatulco, en diciembre de 2014, comenzó a concebir lo que pronto será la red social de las buenas noticias.

Del otro lado del arcoíris, sólo hay buenas noticias

“Recuerdo que estaban llegando dos vuelos de Canadá y la gente salía con sus maletas, mirando al cielo con un semblante de absoluta felicidad. Me di cuenta que todo el mundo quiere sólo felicidad, luz, vivir, olvidar los problemas. Luego regresé a casa y, caminando por la playa con mi perro, sentí que el cielo podía ayudarme a conseguir que el mundo sea feliz. ‘Let’s make this world happy’, pensé”.

Con ese sentimiento, Sammy convenció a su hijo Laurent, uno de los programadores más reconocidos en la industria europea, que hiciera la plataforma digital, cuyo único propósito fuera llevar felicidad y buenas noticias al mundo. Laurent renunció a su trabajo y se involucró en este deseo, con la misma pasión que su padre. Contrataron a Havas Media en Miami, Florida y generaron todo y el logotipo que identificará a esta próxima red social: un corazón sonriente con los colores de un atardecer en Puerto Escondido, el lugar que inspiró la creación de onlybeautifulnews network®, y donde Sammy Gafari encontró el otro lado del arcoíris.

Katia Monteagudo

Katia Monteagudo

Licenciada en Periodismo, de la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana. Especializada en temas políticos, globales, económicos y sociales, y en el uso de técnicas narrativas, investigativas, manejo de las nuevas herramientas digitales para la búsqueda, procesamiento, publicación y distribución online de información, junto a la capacidad de articular comunidades a partir de estrategias comunicativas 2.0. Dominio de procesos de edición de medios impresos, digitales y en el fotoperiodismo.