David contra Goliat: un sello emergente del Bajío desafía a las editoriales trasnacionales David contra Goliat: un sello emergente del Bajío desafía a las editoriales trasnacionales
¿Qué pasa con la narrativa emergente en el Bajío, quiénes son sus actuales exponentes? Para dar respuesta a este tipo de preguntas vale la... David contra Goliat: un sello emergente del Bajío desafía a las editoriales trasnacionales

Publican a buenos escritores mexicanos que de lo contrario quedarían en el anonimato

¿Qué pasa con la narrativa emergente en el Bajío, quiénes son sus actuales exponentes? Para dar respuesta a este tipo de preguntas vale la pena acercarse al Pabellón Fondo Guanajuato, que abarca los stands 821 al 824 y 803 al 806 de la Feria Nacional del Libro de León, FeNaL 2017, donde conviven 26 editoriales tanto oficiales como, universitarias e independientes provenientes del Centronorte-Occidente del país.

En este pabellón central de la Feria Nacional del Libro de León, junto a las publicaciones de Ediciones La Rana y el Fondo Guanajuato del Instituto Estatal de la Cultura, se encuentran sellos autorales como Alita de Mosca, del escritor de origen madrileño, Pablo Paniagua; así como otros sellos pequeños, entre los que destaca la editorial leonesa Montea.

Horizontum. David contra Goliat: un sello emergente del Bajío desafía a las editoriales trasnacionalesFundada por Mauro Montesano y bajo la dirección de Iván Martínez (en foto), el sello inicia operaciones en septiembre de 2013. Con tres años y medio de existencia y un catálogo de 30 títulos, Montea alude a la representación en 3D de un proyecto arquitectónico, de allí que el nombre sea una metáfora para la edición de libros.

Entre su oferta se encuentra la novela “de intriga antropológica, histórica y científica” El ocaso de los demonios, de Sergio Mora Cantoral, así como 14 títulos de su colección “La culpa la tiene el Bajío” dedicada a la novísima literatura de la región en los géneros de poesía, dramaturgia, cuento y novela.

“Uno de nuestros títulos representativos de esta colección es Pequeña ciudad eléctrica, de Román Villalobos, poeta de Lagos de Moreno; de hecho ese libro se agotó al mes de que lo publicamos. Justo lo presentamos en la FeNaL pasada. Vamos a lanzar una nueva edición, ampliada, bilingüe, con ilustraciones”, refiere Martínez.

Y añade: “Tenemos Country, de uno de los dramaturgos jóvenes más interesantes del país: Juan Carlos Franco, quien se ha vuelto un monstruo. También publicamos una novela muy interesante, fragmentaria del queretano Martín García López que se titula X∞ (o, este maldito gato) —la X quiere decir variable al infinito—. Es una novela que juega con la Teoría de Cuerdas para la construcción narrativa de la misma; incluso tiene un cómic a manera de capítulo… en general, creo que los libros van haciendo un nombre propio, a parte de la colección”.

El tiraje de Editorial Montea es pequeño. “Tirar mil ejemplares es un suicidio editorial. Hacemos una producción bajo demanda, de 100 en 100”, explica Martínez. Y esta producción se distribuye en encuentros de escritores o festivales pequeños. En la FILZócalo, en la Ciudad de México, se les puede encontrar con La Chula Foro Móvil de la editorial Mantarraya.

En FeNaL 2017, Montea presentará dos novedades el sábado 6 de mayo. A las 19:00 horas el poemario No ser la Power Ranger rosa, de la zamorense slamera Anaclara Muro Chávez (Michoacán, 1989), y una hora antes, Lo que escuché mientras caía, novela de Alí Rendón, ambas en la sala Rubén Darío.

Nahum Torres

Nahum Torres

(Ciudad de México, 1977) ha colaborado en medios impresos y electrónicos con textos sobre cine, arte contemporáneo, literatura y música. Actualmente es editor en el sello Librosampleados.