Cuidado con las redes… el poder sobre la información Cuidado con las redes… el poder sobre la información
La capacidad de predicción de las redes sociales puede llegar a inferir datos tan íntimos sobre una persona como su orientación sexual o estado... Cuidado con las redes… el poder sobre la información

La capacidad de predicción de las redes sociales puede llegar a inferir datos tan íntimos sobre una persona como su orientación sexual o estado civil, incluso si nunca ha usado ninguna de ellas.

Ya conocemos que las redes acceden a información de sus usuarios por los datos personales proporcionados al momento de inscribirse, así como la información que se comparte por fotos, comentarios, enlaces compartidos, chistes o emociones.

Pero un reciente estudio también demuestra que, al menos en teoría, las redes sociales también pueden saber información personal de quienes nunca las han usado.

“Si no tienes una cuenta en una red social pero tienes 10 amigos homosexuales en la red y uno heterosexual, los propietarios de la red lo tienen bastante fácil para inferir que eres homosexual”, afirma el investigador de la Escuela Técnica Federal de Zurich (ETH) y autor del estudio, el español David García.

De acuerdo con este investigador, desde 2014 un grupo de científicos demostraron que se podía inferir la condición sexual de un usuario de una red basándose en sus conexiones con otros usuarios y el contenido de sus publicaciones.

Cuidado con las redes… el poder sobre la información

Pero para inferir información de quienes no tienen cuentas en Facebook, Twitter u otra red, se usa la capacidad de predicción de dos patrones observados en los humanos y en las redes.

Primero, porque existe la tendencia a conectar con los que son iguales a uno, lo que se llama homofilia. En las redes este fenómeno se observa en la predilección de los usuarios por conectar con otros usuarios con los que comparten alguna característica.

“Si la gente fuera completamente aleatoria al crear amistades, es probable que no se pudiera inferir esta información, pero al haber patrones en la forma en la que creamos amistades, estos se pueden usar para inferir datos de una persona a través de sus amigos”, destaca el investigador de la ETH.

Por ejemplo, en el estudio se analiza la presencia de los patrones de homofilia, con lo que se demostró que los homosexuales y también los bisexuales tienden a conectar con usuarios de su misma orientación sexual, mientras que los heterosexuales tienen preferencia por hacerlo con las personas de diferente género.

Ese patrón es aún más claro en el caso del estado civil, donde la probabilidad de que un casado tengan una conexión con otro casado es mucho más alta que la que pueda tener con un soltero o divorciado, indicó García.


La Redacción

La Redacción

Revista dedicada a las finanzas y cultura, comprometida en brindar información de calidad mediante artículos que abordan la realidad económica y financiera del país, así como los tópicos internacionales que nos impactan de manera directa.