Cuando Europa estaba sumergida en la Edad Media, pueblos árabes florecían bajo el esplendor cultural del Islam Cuando Europa estaba sumergida en la Edad Media, pueblos árabes florecían bajo el esplendor cultural del Islam
El año 622 d.c. es considerado el Año 1 del Islam, cuando Mahoma logra apaciguar y unificar en lo político en una sola comunidad... Cuando Europa estaba sumergida en la Edad Media, pueblos árabes florecían bajo el esplendor cultural del Islam

El año 622 d.c. es considerado el Año 1 del Islam, cuando Mahoma logra apaciguar y unificar en lo político en una sola comunidad (Umma) con la Constitución o estatuto de Medina (Sahífah) y a partir del fervor por Alá, en lo religioso, a las (ocho) tribus musulmanas y paganas de la península arábiga.

La civilización musulmana vivió un pronto esplendor, con un desarrollo intelectual y artístico que inició en la segunda década del 700 y se mantuvo por cinco siglos. El primer paso fue la conversión al Islam de la mitad de Arabia. Vendrían entonces la conquista de los territorios de Siria, Persia, Jerusalén y Alejandría, bajo el liderazgo de Umar ibn al-Jattāb, el segundo califa, creando así el imperio islámico con centro en Damasco, también llamada la Ciudad del Jazmín de Siria.

Pero como sabemos, en este relato no todo es éxito y poder: en el ínterin, los árabes sufrieron tres guerras civiles. El clan de los Omeyas, descendiente de la tribu coraichíes (quraysh), que controlaba La Meca y su Kaaba, que amplió el mundo musulmán a 15 millones de kilómetros cuadrados, tuvo que alternar su poder de una rama, la sufyánida, a otra rama familiar, la marwánida, hasta que finalmente fueron derrocados tras la Revolución Abásida, perdiendo su poder en la tierra árabe-siria.

Horizontum. pueblos-arabes-edad-media

Hay que tomar en cuenta que, como los omeyas, los abásidas —nombre derivado de al-‘Abbās, tío de Mahoma— son descendientes del clan Háshim, al que pertenecía el bisabuelo de Mahoma y que da nombre a los hashimíes o hachemíes.

En el siglo VIII, con Bagdad como capital, se puede decir que el califato abasí (750-1258), segunda de las dos grandes dinastías del Imperio musulmán, inicia la Edad de Oro del Islam, con un desarrollo en arte, economía, industria, literatura, navegación, filosofía, ciencias y tecnología, debido a que los abásidas respetan los preceptos del Corán y los 40 relatos hadices de Mahoma.

Durante este período se construye el primer observatorio astronómico, se establece la primer escuela de medicina; se traducen textos del griego antiguo y tras un intento de conquistar China, se propaga el alfabeto árabe así como los números arábigos con el uso del papel obtenido de prisioneros. En este siglo habita Yaqub ibn Ishaq as-Sabah al-Kindi, el primer filósofo del islámico.

Entre las invenciones que los musulmanes produjeron se encuentran: la cámara oscura, el café, la destilación, la licuefacción, la cristalización, la oxidación de ácidos grasos, la evaporación, la filtración, los destilados alcohólicos, el ácido úrico, el ácido nítrico, el alambique, las válvulas, el reloj mecánico alimentado por agua y pesas, la cerradura de combinación, el escalpelo, la sierra, los fórceps, el hilo quirúrgico, el molino de viento, el criptoanálisis, el cristal de cuarzo fundido, el cheque, el globo celeste, los cohetes explosivos e incendiarios, el torpedo y los jardines artificiales.

Horizontum. pueblos-arabes-edad-media

Antes de cumplir un siglo de la fundación del islam, los árabes lo introducen en la península ibérica hasta el punto de mudar el califato Omeya a al-Ándalus, con Córdoba como capital, la cual durante décadas fue la segunda ciudad de Europa. En el año de 756 al-Ándalus se convirtió en el Emirato de Córdoba luego de que Abd al-Rahman, llamado Al-Muhāyir —único sobreviviente Omeya tras la Batalla del Gran Río Zāb— venciera al gobierno de los abasíes en la batalla de Al-Musara, fundando así la dinastía de los Omeyas en Córdoba. Posteriormente, en el año 929, se llamó Califato de Córdoba, bajo el mandato del emir Abd al-Rahman III, an-Nāsir, dando su mayor esplendor a la presencia islámica en la región, hasta 1010.

El esplendor cultural de al-Ándalus es justo lo que permite reconocer la influencia árabe en el mundo Occidental. Fueron precisamente los hispano-árabes quienes introdujeron en Europa los números indoarábigos. Su legado se amplía a diversas disciplinas, como la agricultura, la arquitectura y la medicina. En ésta última abarca desde el sumo de limón hasta el concepto mismo de lo que es un médico. Basta recordar que, en la historia de la filosofía árabe el médico (Al-Hakim) es una figura total equivalente a un sabio, a un guía y a un filósofo. Un claro ejemplo es Averroes (1126-1198), de nombre Abu Al Walid Muhammad ibn Rusd, quien fuera juez (cadí) de Sevilla y gran cadí de Córdoba; discípulo de ibn Tufayl y seguidor de Aristóteles, por lo que siempre buscó relacionar la ley coránica con la filosofía. El pensamiento del también médico del príncipe Abu Yaqub Yusuf, califa de Marruecos y de la España musulmana, fue estudiado y rebatido en la Universidad de París, durante el siglo XIII. Se le considera el filósofo musulmán más importante.

Horizontum. pueblos-arabes-edad-media

En arquitectura es indudable su influjo, basta mencionar la mezquita de Córdoba, joya arquitectónica de la España musulmana, que mandara construir Abd al-Rahman I y continuarán Abd al-Rahman II y III. Se trata de un monumento compuesto de restos de templos romanos e iglesias visigóticas con un bosque de arcos dobles, un mihrab en dirección a La Meca e inscripciones de oro que evocan el Corán. Concluida en el siglo X, su función no era solo de carácter religioso, sino un centro para realizar asambleas (shura) y discutir temas políticos. En la actualidad es patrimonio mundial reconocido por la Unesco desde 1984.

En los territorios del al-Ándalus convivían judíos, católicos, también conocidos como mozárabes y musulmanes. Los judíos ven en los musulmanes a quienes los liberan de las penurias durante el catolicismo visigodo, generando así una comunidad intercultural que dieron vida intelectual al al-Ándalus a la par de Bagdad y El Cairo.


La Redacción

La Redacción

Revista dedicada a las finanzas y cultura, comprometida en brindar información de calidad mediante artículos que abordan la realidad económica y financiera del país, así como los tópicos internacionales que nos impactan de manera directa.