Cuando deje de llover granizo en tu economía Cuando deje de llover granizo en tu economía
¿Te has dado cuenta cuánto ha llovido estos días? ¿Cómo, prácticamente, el paraguas ha dejado de ser un artículo prescindible y se ha convertido... Cuando deje de llover granizo en tu economía

¿Te has dado cuenta cuánto ha llovido estos días? ¿Cómo, prácticamente, el paraguas ha dejado de ser un artículo prescindible y se ha convertido en un artículo de primera necesidad, para capotear el mal tiempo? Me gustaría saber cómo sería salir a la calle sin los artículos necesarios y enfrentar nuestro día a día. Decían mis maestros de escuela “¿vas a ir a la guerra sin fusil?”, y la respuesta a favor de la defensa es siempre “NO”. Uno no pretende ir por la vida esperando que las circunstancias nos agarren con los dedos en la puerta, sin embargo, cuando se trata de mal tiempo climático, o mal tiempo económico, siempre hay más de uno, no sólo dispuesto a enfrentarse al temporal sin el debido resguardo, sino que pareciera que estamos buscando salir desnudos a la calle armados de un pararrayos, para ver si en una de ésas nos alcanza un relámpago.

Se habla tanto de que si con los debates presidenciales, el tipo de cambio del dólar bajará; que si Trump gana nos cargaría la tristeza, o que si con Hillary las cosas se moverían lentamente a favor de México; todos esos factores no crean un cambio. En las malas decisiones que todos los días tomamos dentro de nuestra economía personal, buscamos que un tercero solucione lo que nosotros con apatía, cinismo y malos hábitos financieros, hemos creado día con día.

Queremos que presidentes, diputados y gobernadores cambien nuestra realidad, cuando nosotros somos los primeros en ser poco objetivos en el comportamiento que debemos seguir dentro de nuestra realidad financiera.

Cuando deje de llover granizo en tu economía

El mensaje es claro: ningún gobernante impedirá la hecatombe económica a la que te enfrentas. Si sigues saliendo desnudo con un clip a la mitad de la tormenta, jugándole al vivo y esperando que nada malo suceda, recuerda que la mala administración, los gastos excesivos, las compras por impulso y el mantenerse pasivo dentro de una economía 100% activa, genera como resultado que tus finanzas nunca sean sanas, que siempre vivas con deudas y que, sobre todo, tus malas decisiones hagan parecer que tu crecimiento económico sólo sea posible en un pasaje divertido en un cuento para niños estilo Alicia en el país de las maravillas.

Una vez más, esta columna la escribí con el propósito de que dejes de pensar como si las cosas no dependieran de ti. ¡Entiéndelo!, tu destino económico lo creas o lo sellas con tu actuar constante, y tú mismo debes entender que, si no te preparas con botas, gorra, impermeable y paraguas, seguirás corriendo desnudo en la lluvia con un clip en la mano, jugándote la posibilidad de que en cualquier momento y sin pedirlo, te parta un rayo.

Nos leemos la próxima semana.

Sígueme en Facebook: Javier Villalobos


Javier Villalobos

Javier Villalobos

JAVIER VILLALOBOS es Licenciado en Derecho y especializado en materia financiera, es graduado del Life Underwriter Training Council (LUTCF) postgrado en materia de seguros, postgrado en seguros acreditado por The American College of Bryn Mawr, Pennsylvania y el Instituto Mexicano Educativo de Seguros y Fianzas A.C. Ha colaborado en revistas especializadas en materia financiera como Inversionista, Dinero Inteligente, Esposa Joven y programas televisivos como Diálogos, la barra matutina de Once TV México y en el programa Tiene que ver transmitido por Cadena Tres. Desde el año 2007 participa en el programa de radio Panorama Informativo en la edición dominical de Grupo ACIR y es coautor del libro Finanzas para niños. Ha sido catedrático adjunto en la Universidad Salesiana en la materia de contratos mercantiles. Es responsable de la redefinición del concepto Finanzas personales y de modernizar antiguas creencias financieras para lograr un cambio positivo en la forma como las personas se relacionan con el dinero.