Crisis constitucional en EE UU por decreto anti musulmán de Trump Crisis constitucional en EE UU por decreto anti musulmán de Trump
En EE UU y el resto del mundo crecen las protestas en contra de la prohibición de entrar en Estados Unidos a refugiados... Crisis constitucional en EE UU por decreto anti musulmán de Trump

En EE UU y el resto del mundo crecen las protestas  en contra de la prohibición de entrar en Estados Unidos a refugiados e inmigrantes de naciones de mayoría musulmana. La prohibición exime a los ciudadanos de países musulmanes que son practicantes del cristianismo, miembros de iglesias que fueron fundadas siglos antes de que se implantara el Islam en estas regiones. Esta excepción es debido al gran número de cristianos que los integrantes de ISIS han ejecutado.

Los afectados por la medida de Trump son ciudadanos de siete países de mayoría musulmana (Irak, Irán, Siria, Somalia, Sudán, Libia y Yemen), los cuales  no podrán entrar en EE UU durante 90 días desde la firma de la orden, el 27 de enero.

Ante las protestas el presidente Donald J.  Trump ha desplegado a los principales miembros de su equipo para defender su orden ejecutiva más agresiva de los últimos días.

La rebelión de las instituciones legales de EE UU no se ha hecho esperar. A última hora del sábado, una jueza federal de Nueva York suspendió partes clave del decreto migratorio a  pocas horas de entrar en vigor, pero el caos y la confusión siguen reinando en los aeropuertos dentro y fuera de EE UU ante las dudas de quién puede o no entrar en el país.

Crisis constitucional en EE UU por decreto anti musulmán de Trump

Los fiscales generales de 16 estados emitieron este domingo una declaración conjunta en la que condenan el decreto presidencial. “Como jefes de los funcionarios legales de más de 130 millones de estadounidenses y residentes extranjeros de nuestros estados, condenamos la inconstitucional y antiestadounidense orden ejecutiva del presidente Trump”, afirman los fiscales, entre los que se cuentan los de California, Nueva York o Pensilvania.

Mientras la Casa Blanca minimizaba el impacto, varios congresistas demócratas se desplazaron hasta los aeropuertos donde aún permanecen detenidos varios extranjeros a pesar de tener permiso para entrar en el país.

El representante demócrata Don Beyer denunció la “crisis constitucional” provocada por la orden de Trump ya que los agentes fronterizos han negado el acceso de los abogados a sus clientes, detenidos a pesar de la orden judicial de la Jueza de New York a su favor. Los legisladores acusan a los agentes de desacatar una sentencia legal, lo que tendría implicaciones graves.

Las críticas al veto de Trump han llegado a su propio partido. En un comunicado conjunto, los senadores republicanos Lindsey Graham y John McCain expresaron su temor a que el veto “ayude más a reclutar terroristas que a mejorar nuestra seguridad”. Los dos legisladores afirman que la orden ejecutiva entró en vigor sin que la Casa Blanca consultase apenas con el Departamento de Defensa, de Estado ni de Justicia, a pesar de que todos ellos están involucrados en su puesta en funcionamiento.

El jefe de Gabinete del presidente, Rience Priebus, declaró este domingo que el Gobierno no descarta “llevar aún más lejos” la medida aprobada este viernes contra la inmigración y que la lista de siete países puede verse ampliada “a su debido tiempo”. Preguntado por el periodista de NBC acerca de los detalles de la orden ejecutiva, Priebus añadió después que el veto no afecta a quienes ya poseen un permiso de residencia legal en EE UU, conocido como Green Card. Sin embargo, después añadió que esas personas serán sometidas a “un mayor escrutinio” y que la veintena de afectados que aún están detenidos “podrán salir al exterior en pocas horas mientras no se demuestre que son mala gente”.

Fuentes: NBC, El País.


La Redacción

La Redacción

Revista dedicada a las finanzas y cultura, comprometida en brindar información de calidad mediante artículos que abordan la realidad económica y financiera del país, así como los tópicos internacionales que nos impactan de manera directa.