Continúan vínculos entre Kate del Castillo y Joaquín Guzmán Loera Continúan vínculos entre Kate del Castillo y Joaquín Guzmán Loera
Una fotografía reavivó un olvidado culebrón del narcotráfico. En una imagen difundida ayer a través de redes sociales, la actriz Kate del Castillo aparece... Continúan vínculos entre Kate del Castillo y Joaquín Guzmán Loera

Una fotografía reavivó un olvidado culebrón del narcotráfico. En una imagen difundida ayer a través de redes sociales, la actriz Kate del Castillo aparece al lado de Alfredo Guzmán Salazar, el hijo de Joaquín Guzmán Loera plagiado la madrugada del lunes 15 de agosto, en Puerto Vallarta, Jalisco. La imagen, presuntamente, provino de uno de los celulares asegurados por las autoridades ministeriales, encargadas de investigar la desaparición de seis personas, entre ellas la del hijo del capo.

De la fotografía poco se sabe; las fechas y circunstancias en que fue tomada son desconocidas, no así que el dueño del dispositivo donde se encontraba sea, presuntamente, el propio Alfredo Guzmán; el celular del hijo del capo se hallaba, junto con otros cinco aparatos, en los vehículos abandonados por sus dueños, luego de que siete individuos irrumpieron en “La Leche”, donde 16 personas vinculadas a la familia de Guzmán Loera celebraban una reunión.

Tampoco puede establecerse con certeza el origen de la filtración, mucho menos el móvil para realizarla; sin embargo, a principios de este año la actriz fue objeto de una andanada mediática promovida desde el gobierno federal, en particular por la Procuraduría General de la República, que puso de relieve su relación con el líder del Cártel de Sinaloa y los contactos entre ambos, luego de la fuga de Guzmán Loera del penal de “El Altiplano”, suceso, por cierto, no del todo aclarado a poco más de un año de realizarse.

Continúan vínculos entre Kate del Castillo y Joaquín Guzmán Loera

En aquel entonces, recién ejecutada la recaptura de Guzmán Loera en enero de este año, el gobierno mexicano develó la trama que le antecedió; en ella figuraba Sean Penn, reconocido actor estadounidense, que entrevistó al capo para la revista Rollins Stone, y un grupo de empresarios y cineastas –entre los que se encontraba Kate del Castillo- interesados en llevar al cine una biografía sobre el narcotraficante más buscado y poderoso del mundo. El proyecto, hasta donde se sabe, naufragó por las implicaciones técnicas y legales que tendría su realización, pero inauguró uno de los más excéntricos episodios en la historia del narcotráfico en México.

Poco después de conocida públicamente la relación entre del Castillo y el líder del Cártel de Sinaloa, el diario Milenio difundió el martes 12 de enero, por la noche, una conversación que ambos personajes sostuvieron de manera intermitente vía Messenger y Blackberry, del 25 de septiembre al 9 de noviembre. El rotativo nunca especificó si la información revelada fue obtenida por medio de un proceso de investigación, o filtrada por fuentes gubernamentales.

Como sea, la discusión que tuvo que traer aparejada la reaprehensión de un importante capo de la droga, de comprobado poder corruptor, y su estrepitosa y nunca aclarada fuga, fue suplantada por los morbosos detalles de una historia que dejaba al descubierto las peligrosas relaciones de una popular actriz mexicana, envuelta, de momento, en un complejo escenario legal y mediático.

Para febrero de este año, trascendió que la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO), giró una orden de localización y presentación contra del Castillo –considerada por la dependencia como “testigo”-, con el propósito de que aclarase sus comunicaciones y relaciones con Guzmán Loera; sin embargo, casi al mismo tiempo en que fuera girada dicha orden, la actriz solicitó un amparo contra cualquier medida, promovida por el gobierno, que redundara en la privación de su libertad.

El día de ayer –miércoles 17 de agosto-, el padre de la actriz, Eric del Castillo, también actor, explicó a medios de comunicación que el contexto de la última fotografía revelada es conocido, y se dio durante el polémico encuentro que sostuvo con Guzmán Loera en octubre del año pasado: Kate del Castillo “se retrató (…) con el señor ‘Chapo’, también se retrató con el señor Sean (Penn), nada más que en esta fotografía (en la que aparece con Alfredo Guzmán) sólo los sacan a los dos, pero no sacan al señor Sean que está al lado, entonces eso se llama mala leche”.

Un nuevo capítulo fue abierto en el ya largo historial de connivencia entre el mundo del espectáculo y el crimen organizado; con el peligroso contexto, de que la desaparición de un hijo del otrora narcotraficante más poderoso del mundo, ha desaparecido. La historia, como se ve, adquiere nuevamente el decadente brillo de la farándula.


 

La Redacción

La Redacción

Revista dedicada a las finanzas y cultura, comprometida en brindar información de calidad mediante artículos que abordan la realidad económica y financiera del país, así como los tópicos internacionales que nos impactan de manera directa.