Con Peña, gasolina más cara y… mexicanos más pobres Con Peña, gasolina más cara y… mexicanos más pobres
El 1° de enero del 2017 aumentaron hasta un 20% los precios de la gasolina en el país; el precio de la Magna subió... Con Peña, gasolina más cara y… mexicanos más pobres

El 1° de enero del 2017 aumentaron hasta un 20% los precios de la gasolina en el país; el precio de la Magna subió hasta un 14.2%, el de la Premium registró un aumento del 20.1%, en tanto el del diésel lo hizo en un 16.5%. Dichos aumentos no fueron los únicos, ni serán los últimos. Las tarifas de energía eléctrica para el sector industrial y comercial, aumentaron hasta en un 4.5% en la zona centro; en tanto, el precio del gas licuado de petróleo (LP) también aumentó, sin embargo, no se tiene absoluta certeza sobre el porcentaje en que lo hizo.

Las medidas anunciadas detonaron un ciclo de protestas públicas en todo el país. Además de la Ciudad de México, en estados como Chiapas, Tabasco, Jalisco, Veracruz, Durango, Puebla y el Estado de México, entre otras entidades, se celebraron marchas y diferentes acciones, entre las que se cuenta la toma de gasolineras o casetas de peaje. A lo largo del 4 de enero, por ejemplo, en la zona conurbada de la capital de país, se verificaron amplias jornadas de saqueos en diferentes establecimientos comerciales, particularmente en los municipios mexiquenses de Ecatepec, Tultitlán y Nicolás Romero; mientras que en la Ciudad de México, hubo registro de actividades de este tipo en las delegaciones Azcapotzalco, Gustavo A. Madero y Miguel Hidalgo.

Con Peña, gasolina más cara y… mexicanos más pobres

Sin embargo, pese a las protestas, se esperan más aumentos en los precios de la gasolina. En efecto, la casa de bolsa Finamex prevé que, hacia febrero, el costo de la gasolina Premium y Magna aumente un 8%, lo que presionaría al alza, finalmente, el porcentaje de inflación para el 2017, ubicándolo en un 5%, medio punto porcentual más que el esperado por la firma.

De hecho, el posible aumento en febrero podría, de igual  forma, no ser el último. De acuerdo con el plan de liberalización de los precios de las gasolinas, elaborado por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, hasta el 3 de febrero el costo de los hidrocarburos será el establecido a inicios de año; no obstante, a partir de esa fecha se definirá otro ajuste en su precio, mismo que se mantendrá hasta el 10 de febrero, día en que se verifique otro ajuste semanal, que será vigente hasta el 17 del mismo mes.

Desde el 18 de febrero en adelante, se verificarán ajustes diarios en el precio de las gasolinas. Es decir, el costo de los combustibles podrá variar –aumentará, disminuirá o se mantendrá- diariamente.

El México pobre

Los aumentos en los precios de las gasolinas se dan en un contexto en el que las condiciones económicas, para el grueso de la sociedad mexicana, son particularmente apremiantes.

De acuerdo con la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), México es el quinto país más pobre de la región, con un 42.1% de sus habitantes bajo la condición de pobreza; así lo describe el  “Panorama Social de América Latina” – edición 2015-, un estudio anual que analiza las tendencias de la pobreza en la región. Apenas superado por El Salvador, Guatemala, Honduras y Paraguay, México ha visto un crecimiento constante y sostenido, desde hace 12 años, del porcentaje de ciudadanos pobres.

El informe indicó que hacia el 2012, año en que tomó posesión como presidente de la República Enrique Peña Nieto, la CEPAL registraba un 37.1% de habitantes pobres en el país. Dos años después, el porcentaje había aumentado 5 puntos porcentuales.

En el mismo sentido, el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), en su informe sobre la pobreza en México del 2014 –el mismo ejercicio para el 2015 se encuentra, por ahora, suspendido-, registró un aumento de dos millones de personas que del 2012 al 2014 se sumaron a las filas de la pobreza. Así, pues, si en el 2012 existían 53.3 millones de mexicanos en condiciones de pobreza, al 2014 son 55.3 millones, lo que representa un 46.2% de la población.

Con Peña, gasolina más cara y… mexicanos más pobres

Por otro lado, el poder adquisitivo del peso mexicano se encuentra en sus peores niveles desde 1996, registrando –a inicios de febrero del año pasado- 80.67 puntos, aproximadamente 7 puntos menos que el registrado poco después de ocurrida la crisis económica del 2008.

 Ello se ha traducido en que, por ejemplo, 50 millones 996 mil 38 mexicanos no puedan costearse la canasta alimentaria básica; es decir, que este amplio grupo poblacional no puede adquirir los insumos necesarios para su correcta alimentación. Con base en el informe correspondiente, elaborado por el Coneval, y presentado en mayo del 2016, la crítica situación en los hogares mexicanos se explica por la extendida “pobreza laboral”, la cual afecta a 49 millones 933 mil 386 mexicanos, lo que representa un 41.7% de la población.

Mientras tanto, para el Banco Mundial, la situación mexicana es, por decir lo menos, delicada. Así la describió a finales del 2016 (http://www.bancomundial.org/es/country/mexico/overview#1): “La economía mexicana enfrenta un ambiente externo complejo en donde la persistencia de precios bajos para el petróleo, la normalización de la política monetaria en Estados Unidos, una desaceleración en el comercio internacional y en el crecimiento económico global y una diversidad de eventos geopolíticos podrían elevar la aversión al riesgo y la volatilidad financiera, planteando retos a la estabilidad económica y financiera del país, así como a sus perspectivas de crecimiento”.

Las perspectivas económicas para el año que comienza no son, como se ve, precisamente halagüeñas.


Rodrigo Coronel

Rodrigo Coronel

Periodista y politólogo. Es Licenciado en Ciencia Política por la Universidad Autónoma Metropolitana (Medalla al mérito universitario 2015, por mejor promedio de la generación). Maestrante en Periodismo Político en la Escuela “Carlos Septién García”. Ha escrito en medio digitales e impresos, como columnista y reportero, sobre temas políticos, económicos y culturales. Es conductor radiofónico, desde hace 5 años, en los 94.1 de FM, UAM Radio.