“Con el agua del impeachment al cuello”…Trump intenta silenciar mediante amenazas públicas a ex director del FBI “Con el agua del impeachment al cuello”…Trump intenta silenciar mediante amenazas públicas a ex director del FBI
Un reciente twitter del presidente Donald Trump ha puesto en entredicho, una vez más, las verdaderas razones del despido del ex director del FBI,... “Con el agua del impeachment al cuello”…Trump intenta silenciar mediante amenazas públicas a ex director del FBI

Un reciente twitter del presidente Donald Trump ha puesto en entredicho, una vez más, las verdaderas razones del despido del ex director del FBI, James Comey. En el breve mensaje Trump amenaza literalmente a Comeyy le exige lealtad para que no hable de sus conversaciones.

Trump escribió en su cuenta que “será mejor para Comey que no haya grabaciones de nuestras conversaciones antes de que empiece a filtrar a la prensa”, escribió, y de inmediato lo replicaron todos los medios para mostrar “la inquietante carga de espionaje” y la cara feroz del mandatario, a quien la trama rusa, vinculada al despido del director del FBI, no le da ni un segundo de respiro.

No pocos afirman que la destitución de Coney se ha ido volviendo en su contra y las comparaciones con el caso del expresidente Nixon no se han hecho esperar. ¿A caso estamos a las puertas de una segunda temporada del Watergate?

Horizontum. “Con el agua del impeachment al cuello”…Trump intenta silenciar mediante amenazas públicas a ex director del FBI

Desde el martes pasado, cuando decidió sacar de la jugada al director del FBI, cada acción que ha tomado se ha vuelto mucho más complicada que la anterior. Se ha contradicho más de una vez en las razones de ese despido, al que primero lo atribuyó a la conducta irregular del director del FBI al cerrar el caso de los emails de Clinton en julio pasado, luego reconoció que ese escrito no le importaba lo más mínimo y que le hubiese descabezado igual. Pasó entonces a recordar que había preguntado directamente a Comey si estaba siendo investigado y finalmente disparó un tuit, casi al estilo mafioso.

Ya el diario The New York Time hizo pública una cena privada entre Trump y Comey en la Casa Blanca, el pasado 27 de enero. Una semana después de su toma de posesión.  Allí  el presidente lo encaró y le preguntó si le iba a ser leal, como principal encargado de la investigación de los supuestos vínculos entre el equipo del mandatario y los hackeos rusos.  “Seré honesto”, fue la respuesta recibida por parte del funcionario, y quizás su sentencia de despido. Trump sólo exige fidelidad para sus cargos de confianza.

Luego de conocerse esta versión de la cena privada, Trump arremetió contra el exdirector en su cuenta de Twitter y los medios de prensa que más odia al buen estilo del viejo oeste, pero esta embestida le ha dado más bríos a las sospechas de los vínculos con los hackeos rusos que lo favorecieron en las elecciones pasadas, que el FBI investiga, y al parecer al presidente no le conviene que sigan avanzando.

La Redacción

La Redacción

Revista dedicada a las finanzas y cultura, comprometida en brindar información de calidad mediante artículos que abordan la realidad económica y financiera del país, así como los tópicos internacionales que nos impactan de manera directa.