Comunidad LGBTTTI se manifiesta contra detractores del matrimonio igualitario Comunidad LGBTTTI se manifiesta contra detractores del matrimonio igualitario
Con una mañana soleada, la comunidad Lésbico Gay Bisexual Trasvesti Transexual Trangénero e Intersexual (LGBTTTI) salió el sábado a manifestarse al Ángel de... Comunidad LGBTTTI se manifiesta contra detractores del matrimonio igualitario

Con una mañana soleada, la comunidad Lésbico Gay Bisexual Trasvesti Transexual Trangénero e Intersexual (LGBTTTI) salió  el sábado a manifestarse al Ángel de la Independencia  contra la marcha del Frente Nacional por la Familia (FNF) quienes están en contra de  legalización del matrimonio entre parejas del mismo sexo en el país.

La avenida Paseo de la Reforma, de la Ciudad de México, alrededor de las 11 am y a la altura del ángel con vista al norte, se llenó de color y música al ritmo del ambiente que sólo esta comunidad puede tener. Banderas multicolor, pancartas, coronas de flores, pulseras, globos, música y toda la diversidad que representa este grupo fueron sus materiales de apoyo que llevaban enarbolando su identidad. Esta comunidad asistió decidida a exponer su postura frente a la iniciativa presentada por el presidente Enrique Peña Nieto sobre la posibilidad del matrimonio igualitario y adopción.

Comunidad LGBTTTI se manifiesta contra detractores del matrimonio igualitarioEste monumento fue el escenario de dos bloques opositores. De un lado vestidos de blanco simpatizantes del FNF, del otro exhibiendo la diversidad que los conforman. Aquí una bandera de los siete colores recibía a los manifestantes, quienes se colocaban encima de ella para fotografiarse o hacer alguna entrevista. Selfies con los amigos, los familiares, las parejas e incluso solos se estuvieron capturando durante su estancia en el monumento histórico.

Niños, jóvenes y adultos caminaban, cantaban, reían y gritaban consignas para defender su postura o la de alguna persona cercana a ellos. También había católicos, cristianos y ateos quienes se unieron en una oración colectiva, dirigida por un joven feligrés, con una afinidad: pedir paz y reconciliación para ellos, para que no se les siga discriminando.

El escenario en comparación con el del otro lado, era una simple camioneta que albergaba su equipo de sonido. Aquí se invitaba a todas las voces a manifestar sus ideas, solicitando a los asistentes a no agredir verbalmente a los otros que ocupaban el lado contrario. También sirvió de “templete” para, micrófono en mano, expresar denuncias, cantar, pedir la mano de alguien (sí, hubo quien lo hizo).

Expresiones como: “No se puede legislar el amor, pero sí los derechos patrimoniales. Que nadie quede desprotegido.” se escuchaba en las bocinas que hacían eco a las palabras que piden justicia para una comunidad siempre estigmatizada.

De este lado hubo quien traía flores y las regalaba al que pasaba, sobre todo aquellos de blanco que transitaban cerca a ellos para irse del lugar, o les compraban directamente a los vendedores ambulantes, quienes aprovechan cualquier evento masivo para hacer sus transacciones.

“Estado laico” en una imagen de Plutarco Elías Calles o “El respeto al derecho ajeno es la paz” con la figura de Benito Juárez, se levantaban de entre las cabezas de los asistentes. La contra marcha exige que la iglesia católica no se meta en asuntos de política como hace años sucedía en el país.

A lo largo de la avenida, se podría leer en los postes pendones que colgaban con la leyenda: “Ciudad amigable LGBTTTI da la bienvenida a todas las voces. Movimiento por la igualdad”, colocados por el gobierno de la ciudad.

Algunos de los oradores como Jaime López Vela, dijo que la iniciativa presidencial fue abandonada por el mismo Peña Nieto y exhortó a todos a exigir a sus diputados respectivos la continuidad del proceso. Pastores gay se acercaron al micrófono para dar un mensaje de paz y amor, mientras muchos ondeaban sus banderas.

Se podía ver tacones altos y con brillantina pasear a lo largo del espacio asignado a la contra marcha. Una batucada hecha por el grupo lésbico feminista tocaba al fondo donde sus canciones arremetían contra el sistema machista.

Comunidad LGBTTTI se manifiesta contra detractores del matrimonio igualitario

La acción realizada en las redes sociales también salió a la calle ya que algunos sostenían en la mano el hashtag, con el que se distinguieron, #AmoresAmor mismo que se imprimió, letra por letra en formato grande.

“La comunidad lésbico-gay merece el mismo marco legal que los demás”, se leía en un cartel blanco que deambulaba entre la gente, mientras la música de Juan Gabriel, Daniela Romo, OV7, Gloria Trevi entre otros se escuchaban alrededor.

También se pudieron apreciar comités de la UACM, CIDE y otras instituciones académicas que expresaron su apoyo dejando carteles en el piso para que la gente al pasar pudiera leerlas, al tiempo que algunos coreaban “Cristo vive, Cristo vive” por parte de un grupo de jóvenes cristianos.

Algunas figuras públicas como el encargado de la Secretaría de la Diversidad Sexual del PRI local, Rafael Ramírez; el diputado local Alfonso Suárez del Real (Morena), al igual que la diputada federal Cristina Gaytán (PRD) participaron en la manifestación, algunos tomaron el micrófono, otros no.

Al caminar entre la gente se leían mensajes como “Yo sí amo a mi prójimo, ¿y tú?”, “No odies y sé feliz”. Una mujer joven a un costado del contingente sostenía una cartulina con un texto que decía: “No soy gay, vengo de una familia “natural”. Apoyo la igualdad, no más ignorancia”.

La escritora y periodista, Sabina Berman, dijo para Horizontum: Estoy muy orgullosa de vivir en una las ciudades con más libertades del planeta y donde la vida es más diversa y venimos a defenderla de estos intrusos que vienen directamente del Siglo XVIII con una ignorancia de lo que ha pasado los últimos dos siglos y nadie nos va a quitar la alegría, como están diciendo en el micrófono.

“Soy hetero, soy madre y apoyo la igualdad y el amor”, se lee por otro lado. “Familia es una, la creó Dios y se llama: Humanidad” se alcanza a leer en el cartel que sostiene un joven. Tomados de la mano, sin hacer mucho aspaviento, una pareja ondea una gran bandera de colores. Se les ve, en la forma de mirarse, que se aman y al parecer llevan muchos años juntos.

“Libre para amar, libre para ser” fue el pendón más largo que llegó a la manifestación, seguido de jóvenes que apoyaban a sus familiares y amigos presentes, atrás y a lo largo de la calle, una persona estuvo corriendo con un papalote multicolor.

Así, mientras pasaba el tiempo, se veían personas ir y venir buscando la manera de hacer comprender su estancia en esa avenida, que es una de las principales de la ciudad, tratando de hacer extensiva la invitación a no sentir repudio por aquellos que son “los otros”, a exigir respeto por sus preferencias y a solicitar se les dé el mismo marco jurídico que a los demás.

Casi al final de la concentración, alrededor de las 5 pm, una mujer policía que resguardaba ese lado, tímidamente le pidió a un vendedor que portaba banderas, pulseras y collares multicolor, se acercara a ella para comprarle una pulsera que se colocó debajo de su camisa oficial.

Diana López

Diana López

Comunicóloga y etnohistoriadora. Se ha desempeñado como promotora cultural independiente, RP para editoriales y eventos culturales. Fue coeditora web en la sección cultural del periódico Reforma y paleógrafa del Archivo General de la Nación. También ha sido asesora pedagógica de fomento a la lectura. Oficio que mejor la define: mochilera.