Cómo crear relaciones sanas con el dinero / (Segunda entrega) Cómo crear relaciones sanas con el dinero / (Segunda entrega)
En nuestra publicación anterior hablamos acerca de incorporar pensamientos y acciones nuevas que nos lleven a tener una mejor relación con el dinero. Hablamos... Cómo crear relaciones sanas con el dinero / (Segunda entrega)

En nuestra publicación anterior hablamos acerca de incorporar pensamientos y acciones nuevas que nos lleven a tener una mejor relación con el dinero. Hablamos de integrar cinco pequeños hábitos que, si decides comenzar a implementar, tendrás el camino libre para comenzar a construir un futuro financiero estable.

Ya hablamos acerca de diferenciar entre necesidades y deseos al momento de gastar nuestro dinero, por lo que a continuación abordaremos los cuatro conceptos restantes, que son igual de valiosos e importantes.

Presupuesta

Nada es más desastroso para las finanzas que el hecho de no presupuestar. Al no hacerlo, tus ingresos se destinan a una sola bolsa de la cual salen todos los gastos que debes enfrentar. Es sumamente importante que sepas que antes de que recibas nuevamente dinero, debes saber para qué y cómo vas a utilizarlo, ya que como te platiqué en la primera entrega, existen gastos que son fijos, gastos que se hacen del día a día y que no son negociables, como pagar la luz, el agua, el gas o el supermercado; gastos que, si no realizas, tú y tu familia verán sacrificada su calidad de vida. Es común observar cómo nueve de cada diez personas no realizan una acción tan simple que debería ser objeto de estudio e incorporación en todas las escuelas, en todos los niveles, de nuestro país ya que, tener noción de cómo presupuestar, es la piedra angular para entender, identificar y sanear la forma como distribuimos y gastamos nuestros ingresos. Si no tienes idea de cómo comenzar, incluyo un ejemplo para que comiences hoy a presupuestar.

Identifica el tipo de finanzas que manejas dentro de tu hogar

No es lo mismo ser soltero (a) y sin compromisos, a vivir con tu pareja, estar casados o tener responsabilidades completas (hijos, mascotas y créditos hipotecarios) ya que el tratamiento que deben recibir los recursos económicos en cada caso es completamente diferente.

Cuando eres soltero, tu dinero es tuyo, tuyo, tuyo de ti; nadie tiene injerencia en lo que haces con él porque básicamente eres tú quien lo gana y puedes disponer de él de la manera que mejor te convenga (esto en apariencia, ya que debe de existir el hábito del ahorro desde los primeros años de vida); sin embargo, en el momento en el que decides unir y formar un proyecto de vida con alguien más, esas finanzas dejan de ser personales para convertirse en “finanzas familiares”. El punto aquí es que en la práctica te comprometes, te casas y te sigues comportando, financieramente hablando, como si estuvieras soltero: sigues gastando e, incluso, derrochas el dinero, como si no tuvieras otras obligaciones o responsabilidades.

El plan de acción a desarrollar consiste en también involucrar a tu pareja en las decisiones que tienen que ver con dinero (eso incluye decirle cuánto ganas), aun si tu esposa (o) no perciben ingresos, ya que al estar conscientes de que juntos constituyen un proyecto de vida, es vital saber con cuánto dinero disponen para, así, tener la posibilidad de ver el panorama completo y mejores puntos de vista para determinar cuál es el gasto máximo que se puede realizar, dependiendo de la meta financiera que quieran alcanzar.

Recuerda que en nuestro país más del 50% de los divorcios que se tramitan año con año, tienen que ver con diferencias económicas, por lo que siempre es mejor involucrar a tu pareja en las decisiones que pudieran afectarles o poner en riesgo la relación en un futuro.

En la siguiente entrega abordaré más aspectos que también se requieren para que logres identificar cómo puedes crear relaciones sanas con el dinero. Recuerda que si bien el dinero no lo es todo, es un instrumento de intercambio que requerirás comprender, ya que necesitaras de él toda la vida.

La Redacción

La Redacción

Revista dedicada a las finanzas y cultura, comprometida en brindar información de calidad mediante artículos que abordan la realidad económica y financiera del país, así como los tópicos internacionales que nos impactan de manera directa.

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *