China busca liderazgo en la física de partículas China busca liderazgo en la física de partículas
China podría tomar la delantera global en la física de partículas, al construir un acelerador de 100 kilómetros de circunferencia, cuatro veces mayor que... China busca liderazgo en la física de partículas

China podría tomar la delantera global en la física de partículas, al construir un acelerador de 100 kilómetros de circunferencia, cuatro veces mayor que el LHC de Ginebra con el que se descubrió el bosón de Higgs, la partícula que completa la definición de la materia convencional y de la que está hecha todo lo que vemos y tocamos, las proteínas y los genes que nos mantienen vivos, al igual que los billones de planetas y estrellas del universo.

La máquina de los chinos podría arrebatarle el liderazgo a la LHC europea, que sólo abarca menos del 5% de todo el cosmos, pero habría que esperar hasta el 2030, año previsto para que comience a funcionar el colisionador de electrones y positrones, según refiere Jie Gao, del Instituto de Física de Altas Energías del país asiático.

Este acelerador de partículas abarcaría un territorio superior a la ciudad de Madrid y tendría una segunda fase, con un colisionador de protones de 100 kilómetros que estaría listo en 2050, de acuerdo con Jei Gao.

China busca liderazgo en la física de partículas

Esta máquina sería la mayor construida en el planeta, tendría un coste per cápita más barato que el primer colisionador de partículas construido en el gigante asiático en los años 80. Para Gao este nuevo proyecto debería ser internacional, y su país financiarlo en un 70 por ciento.

No obstante, aún los europeos no pierden la esperanza de mantener su liderazgo en esta materia, ya que, según Lynn Evans, el director de colisionadores lineales del CERN y uno de los padres del LHC, China aún no cuenta con las nuevas tecnologías necesarias para cuadruplicar la potencia de los aceleradores actuales.

Evans aclaró que les llevó 15 años construir el LHC, y hacer uno nuevo de 100 kilómetros puede que le lleve a los chinos medio siglo. “Nosotros no lo veremos funcionando”, puntualizó.

También en esta competencia están Japón y Estados Unidos, aunque con cierta incertidumbre por falta de recursos por los cercanos Juegos Olímpicos en el archipiélago nipón, y por la falta de interés en la ciencia de la nueva administración de Donald Trump.

El Colisionador Lineal Internacional (ILC) de Japón originalmente se ideó para producir partícula de materia oscura del 24% del universo y que nunca ha sido observada. Pero recién le recortaron el 40% de su coste, unos 8 mil millones de euros, y comenzaron negociaciones para involucrar a otros países en su construcción.

China busca liderazgo en la física de partículas

En el Departamento de Energía de EE UU reina también la incertidumbre desde que Trump asumió la presidencia de ese país, donde ha cuestionado los estudios sobre el cambio climático y la producción de vacunas. Su silencio sobre los enigmas del universo hace dudar a más de uno, aunque desde el 2014 un grupo de científicos, asesores de Obama, establecieron cinco grandes objetivos para la venidera década. Le dieron prioridad al bosón de Higgs, aclarar el misterio de la masa de los neutrinos, estudiar la materia oscura y aclarar la aceleración del universo.

Estas metas no se han derogado, pero el silencio del actual gobierno hace incierto su  futuro, mientras los chinos ponen todo su empeño por ganar la carrera en la física de partículas.

La Redacción

La Redacción

Revista dedicada a las finanzas y cultura, comprometida en brindar información de calidad mediante artículos que abordan la realidad económica y financiera del país, así como los tópicos internacionales que nos impactan de manera directa.