Carson McCullers, la gran escritora que hizo un pacto suicida con su marido. Él lo cumplió, ella siguió escribiendo Carson McCullers, la gran escritora que hizo un pacto suicida con su marido. Él lo cumplió, ella siguió escribiendo
5
No se habla mucho de Carson McCullers, o más bien, no se habla tanto de ella como se debería. Fue una novelista estadounidense que... Carson McCullers, la gran escritora que hizo un pacto suicida con su marido. Él lo cumplió, ella siguió escribiendo 5

No se habla mucho de Carson McCullers, o más bien, no se habla tanto de ella como se debería. Fue una novelista estadounidense que escribió por la misma época en que lo hicieron luminarias como Ernest Hemingway o William Faulkner. La literatura de Carson McCullers es simplemente perturbadora.

Carson nació en Columbus, Georgia; 19 de febrero de 1917 y murió en  Nyack, Nueva York, el 29 de septiembre de 1967, dejando tras de sí una obra cuyo contenido nada tiene que ver con el hombre o la mujer que las buenas conciencias han dado en llamar “normales”, “buenos”, o, en años recientes “políticamente correctos”.

Carson McCullers, la gran escritora que hizo un pacto suicida con su marido. Él lo cumplió, ella siguió escribiendoNo, la obra de Carson McCullers explora el aislamiento espiritual de los inadaptados y marginados del sur de Estados Unidos. Temas que eran totalmente tabúes para el puritanismo protestante de la época en que le tocó vivir, son los favoritos en sus obras: el adulterio, la homosexualidad, el racismo…

Carson descendía de una familia de rancio abolengo del sur de Estados Unidos, esas mismas familias que veían a los negros como “hijos de Dios”, siempre y cuando estuvieran a unos dos o tres kilómetros de distancia, no asistieran a la misma iglesia que ellos, y mucho menos, ¡Oh, blasfemia!, vivieran en el mismo vecindario.

La rebelde McCullers era nieta de un terrateniente sureño, calificado como  héroe del bando confederado en la Guerra de Secesión. El padre de la escritora, Lamar, igual que Wilbur Kelly en su novela, El corazón es un cazador solitario, fue un acomodado joyero y relojero. Carson McCullers recibe a los 15 años un regalo de su padre que le cambiaría su vida para siempre: una máquina de escribir.

A mediados de la década de los 30, Carson se separa de su familia. Se ve obligada a trabajar en empleos menores. Estudió escritura creativa en la Universidad de Columbia, bajo la docencia de Dorothy Scarborough y Hellen Rose Hull, y en el Washington Square College. En aquella época trabajó un breve tiempo en el periódico local The Ledger.

Aunque se casó con el militar Reeves McCullers, la heterosexualidad no era el lado fuerte de Carson. Tras pocos años de matrimonio la escritora se divorcia de Reeves, conoce a la escritora suiza Annemarie Schwarzenbach y mantiene una relación sentimental con ella

Carson tuvo diversas estancias en la colonia de artistas de Yaddo, en Saratoga Springs, donde conoció a Katherine Anne Porter, con la que también mantuvo una relación. Por esos años enferma de pleuresía y pulmonía doble. Sin embargo, no todo fue oscuro en ella. Gracias a su trabajo como escritora obtiene la beca Guggenheim y beca American Academy of Arts and Letters.

La vida de Carson McCullers tiene tintes novelescos, trágicos y muy raros. Fue el reflejo de una mente femenina muy diferente a la de las demás mujeres de su época. A finales de los años 40, ella se vuelve a casar con Reeves, pero esa extraña pasión termina de manera sangrienta. Carson y su marido hacen un pacto suicida. El 19 de noviembre de 1953 Reeves McCullers se suicida en un hotel de París. La escritora nunca lo hizo.

En 1961 Carson McCullers vuelve a pasar por el quirófano y ya casi no puede levantarse de la silla de ruedas. Ese mismo año publica Reloj sin manecillas, que recibe las peores críticas de su carrera, aunque salen en su defensa escritores como Gore Vidal que considera que McCullers es uno de los pocos logros satisfactorios de nuestra cultura de segunda clase y Graham Greene que equipara la escritura de ella con Faulkner.

Carson McCullers, la gran escritora que hizo un pacto suicida con su marido. Él lo cumplió, ella siguió escribiendo

Murió en 1967, a causa de un cáncer de mama,  en el Hospital de Nyack en el Estado de Nueva York. Para entonces ya había recibido el Premio Henry Bellaman por su “formidable contribución a la literatura”.

Una de las novelas más importantes de Carson McCullers es El corazón es un cazador solitario (The Heart Is a Lonely Hunter). Fue publicada por la editorial Houghton Mifflin en 1940. Trata sobre la vida de un hombre sordo que no puede hablar, llamado John Singer, y la gente con la que se encuentra en una ciudad industrial en el estado de Georgia en la década de los años 30. Las relaciones se desarrollan en una atmósfera claustrofóbica que envuelve a todos los personajes bizarros que transitan por la novela.

En esta obra Carson expresa su elección por escribir sobre aquellos que son los menos importantes de la sociedad, personajes marginales, tanto en lo físico como en lo mental, con psiquis retorcidas.

El corazón es un cazador solitario cuenta la historia de los amigos John Singer y Spiros Antonapoulous. Son dos sordomudos que han vivido juntos durante varios años. Se sugiere que su relación tan íntima puede ser homosexual, aunque no queda del todo claro. Antonopoulous enferma mentalmente, empieza a comportarse violentamente, y a pesar de los intentos de Singer, acaba en un hospital psiquiátrico en Chicago. A partir de ahí, Singer sufrirá la condena de una soledad casi absoluta, y de todos los fantasmas que esta procrea en el alma de los seres humanos.

Carson McCullers, la gran escritora que hizo un pacto suicida con su marido. Él lo cumplió, ella siguió escribiendo

Otros personajes importantes de esa novela son Mick Kelly, una chica hombruna que ama la música y sueña con comprarse un piano; Jake Blount, un obrero alcohólico y conflictivo; Biff Brannon, dueño de un comedor con tendencias alcohólicas; y  el Dr. Benedict Mady Copeland, un médico de tez negra idealista.

Otras obras importantes de Carson McCullers son Reflejos en un ojo dorado (1941) o Reloj sin manecillas, la última novela que escribió antes de que el cáncer la mandara a la sepultura.

Toda la obra de Carson tiene esa tesitura perturbadora, que no es precisamente la que nos provoca un sueño tranquilo y armonioso. Sus personajes están habitados por “demonios” que aún en los círculos infernales de Dante Alighieri podrían ser calificados de “raros”, “excéntricos”, “marginales” o “psicópatas”. Pero es precisamente por eso que Carson McCullers, la escritora bisexual de Georgia, pasó a los altares del templo de la literatura estadounidense y del mundo en general.


Nahum Torres

Nahum Torres

(Ciudad de México, 1977) ha colaborado en medios impresos y electrónicos con textos sobre cine, arte contemporáneo, literatura y música. Actualmente es editor en el sello Librosampleados.