Carla Fernández, tradición cultural y moda ética para México Carla Fernández, tradición cultural y moda ética para México
Carla Fernández, ha colocado en la pasarela mundial la artesanía textil de los indígenas mexicanos. Para ella, la tradición no es estática, la moda... Carla Fernández, tradición cultural y moda ética para México

Carla Fernández, ha colocado en la pasarela mundial la artesanía textil de los indígenas mexicanos. Para ella, la tradición no es estática, la moda no es efímera.

Esta diseñadora, natural de la norteña ciudad de Saltillo, creó hace algunos años el Taller Flora, que funciona como un laboratorio móvil de moda que visita diferentes comunidades del país, donde forma un sistema de cooperativas que capacita a las mujeres artesanas y promueve el comercio justo.

Nuestra iniciativa busca ayudar a las artesanas a integrarse a un mercado mucho más extendido, asegura la diseñadora, quien integra en sus obras las raíces de la confección indígena con diseños contemporáneos.

Para la artista, algunas de las mejores diseñadoras del mundo están en las montañas o en regiones apartadas de México. Relata que muchas de ellas ni siquiera hablan español, sino su propia lengua indígena, y crean constantemente pero la confección textil de esas regiones es subestimada con frecuencia.

Mi sueño es que tanto las tarahumaras del norte como las mayas del sur, reciban el reconocimiento mientras las prendas con las que colaboran desfilan a la par de John Galliano, Jean-Paul Gaultier o Karl Lagerfeld, nos cuenta.

“Para enseñarles, primero tuve que aprender el ADN de la confección autóctona: desde el hilado, la técnica del telar de cintura, el teñido con lodo, hasta el brocado y el bordado a mano y la medición, basada en dedos, cuartas y codos y el resultado es único porque surge de una colaboración creativa muy íntima entre las artesanas y nuestros talleres de diseño”, afirma.

Carla Fernández

Carla Fernández

Mi inspiración proviene también de la riqueza geométrica de nuestra herencia textil, la cual unimos a una visión contemporánea de los métodos manuales para demostrar que la moda ética puede ser innovadora, progresista y contribuir a preservar ese legado cultural de los más de 50 grupos étnicos que hoy tiene México, nos dice.

Explica que con la conquista española, las prendas prehispánicas siguieron la tradición occidental de moldearse a partir de las curvas del cuerpo. Pero la moda indígena siguió evolucionando hacia un juego mucho más complicado de formas, siempre usando el cuadrado y el rectángulo, creando así un origami textil único.

Carla fue considerada en 2009 como una de las 40 artistas más importantes en el mundo de la moda, según la lista de la revista ID en 2009, y la hicieron merecedora del premio Young Fashion Entrepreneur of the Year 2008.

Su nombre figura en revistas de moda como Wallpaper, Vogue o Elle, y sus diseños de indumentaria se llevan los aplausos de reconocidos críticos de las pasarelas.

Asimismo, su proyecto itinerante la hizo merecedora del Premio del Príncipe Claus, que reconoce a los artistas que colaboran con la cultura y su desarrollo.

El concepto de moda ética de Carla Fernández ha trascendido y su idea de producción artesanal-industrial ha sido expuesta en conferencias en universidades como Harvard, MIT, la Universidad Iberoamericana, Fashion Institute of Technology (FIT) y el Institute of Contemporary Arts de Londres.


Yeanny González

Yeanny González

Licenciada en Periodismo por la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana. Redactora-reportera de temas políticos, económicos y sociales. Dominio de redes sociales y habilidades como fotorreportera. Actualmente culmina su maestría en Estudios Latinoamericanos en la UNAM.