Bloqueos y marihuana contra investidura de Trump Bloqueos y marihuana contra investidura de Trump
Usualmente tersa y depurada, la ceremonia de juramentación del presidente electo de los Estados Unidos se presentaba como la materialización escénica del Bloqueos y marihuana contra investidura de Trump

Usualmente tersa y depurada, la ceremonia de juramentación del presidente electo de los Estados Unidos se presentaba como la materialización escénica del, hasta hace poco, muy estable sistema político norteamericano. Ocasión de lucimiento para el presidente entrante, la toma de posesión era, también, un pretexto más para el glamoroso despliegue de los artistas invitados, y un escenario privilegiado para el espectáculo musical que atilda de liberalidad la a la escenografía.

Sin embargo, la juramentación de Donald Trump como el 45° presidente de los Estados Unidos puede ser distinta. De hecho, muy distinta.

Son conocidas las reticencias que muchos artistas mostraron para presentarse durante la toma de posesión. Los Beach Boys, The Dixie Chicks, el cantante italiano Andrea Boccelli y la británica Rebeca Ferguson, son sólo algunos de los artistas que se negaron a cantar durante la ceremonia.  No obstante, la incómoda posición en que la ola de negativas colocó al equipo de transición,  y que puso a Trump, frente a la opinión pública, como un presidente indeseable y repelente, podría no ser lo más grave que se anticipe para la ceremonia de toma de posesión.

Bloqueos y marihuana contra investidura de Trump

El colectivo #DisruptJ20 – http://www.disruptj20.org/- , conformado por el DC Welcoming Committee –una organización que agrupa a diferentes activistas locales y nacionales en Estados Unidos-, se ha propuesto interrumpir la ceremonia de toma de posesión de Donald Trump. Mediante una serie de “acciones directas y masivas”, la agrupación procurará “frenar –‘shut down’- cualquier celebración relacionada” con el día de la inauguración.

Pero no sólo eso. Anticipan, también, “paralizar la ciudad misma, usando bloqueos y marchas para detener el tráfico e incluso el transporte público”; además de, insisten despreocupados, organizar algunas fiestas porque “¡hey!, nos gusta la diversión (…)”.

 Otra de las organizaciones que tomará las calles en protesta, es la DCMJ, un colectivo de ciudadanos norteamericanos que defiende el uso generalizado y legal de marihuana en todos los estados de la unión americana. Para la toma de posesión de Trump han articulado un sofisticado modelo de protesta: poco antes del discurso inaugural del presidente electo, repartirán  4 mil 200 cigarros de cannabis, y justo al minuto 4:20 de la alocución –ni un minuto más, y ni uno menos-, prenderán el cigarrillo; a menos, precisan, de que “el presidente Trump salga ahora en apoyo de la legalización total del cannabis en los 50 estados”. Algo más que abucheos.

Bloqueos y marihuana contra investidura de Trump

 No obstante la popularidad de los eventos ya enumerados, se espera que la protesta más grande provenga de la colación ANSWER –Act Now to stop War &End Racism-, organización partidaria del senador Bernie Sanders, precandidato demócrata a la presidencia. “Donald Trump –explican en su página: http://www.answercoalition.org/protest_on_inauguration_day-  es un fanático racista y sexista. Creemos que decenas de miles de personas progresistas estarán en las calles el Día de la Inauguración y en las semanas y meses posteriores”.

Un día después, el 21 de enero, el primer día de la administración Trump, se convoca a la “Marcha de las Mujeres”, a la que cerca de 200 mil personas han confirmado su participación.  La movilización tiene por objeto responder a los comentarios misóginos y racistas proferidos por Donald Trump a lo largo de su campaña. Desde su página en internet –https://www.womensmarch.com/mission/-, los organizadores explican lo siguiente:

 “Apoyamos los movimientos de defensa y resistencia que reflejan nuestras múltiples identidades. Pedimos a todos los defensores de los derechos humanos que se unan a nosotros. Esta marcha es el primer paso hacia la unificación de nuestras comunidades, fundada en nuevas relaciones, para crear cambios desde el nivel de base. No descansaremos hasta que las mujeres tengan paridad y equidad en todos los niveles de liderazgo en la sociedad. Trabajamos pacíficamente mientras reconocemos que no hay verdadera paz sin justicia y equidad para todos”.

Cobertura Especial

Cobertura Especial

 Las ceremonias de juramentación norteamericana son, en la estabilidad que caracterizaba el régimen estadounidense, un primer acercamiento a los usos y estilos del presidente entrante, una suerte de breve ventana a sus obsesiones y ritmos. Al menos ahora, esa constante no será trastocada. Donald Trump, polémico y polarizador, parece imprimir a su toma de posesión el sello de la casa: una toma de posesión impredecible, de pronóstico reservado.

Rodrigo Coronel

Rodrigo Coronel

Periodista y politólogo. Es Licenciado en Ciencia Política por la Universidad Autónoma Metropolitana (Medalla al mérito universitario 2015, por mejor promedio de la generación). Maestrante en Periodismo Político en la Escuela “Carlos Septién García”. Ha escrito en medio digitales e impresos, como columnista y reportero, sobre temas políticos, económicos y culturales. Es conductor radiofónico, desde hace 5 años, en los 94.1 de FM, UAM Radio.