Con la boca en la mano

…y le creció ahí, entre extranjeros, una boca en la mano. Entonces la suya, la que habita la cara, dejó de ser la única boca de su vida. Pero ¿Cómo le nació a E esa boca? Sólo recuerda una mancha producto de una quemadura.

Leer más...
Un cuento fantástico

El Señor de Suna, Hiroshi, fue rescatado de las fauces de un lobo por el Señor de la noche. Hiroshi quedó muy agradecido por tan noble acción y prometió darle todo aquello que quisiera.

Leer más...