Atentado en Barcelona acentúa polémica entre policías catalanes y españoles Atentado en Barcelona acentúa polémica entre policías catalanes y españoles
El atentado terrorista en Barcelona detonó una serie de refriegas intestinas entre los servicios de seguridad españoles y catalanes. Atentado en Barcelona acentúa polémica entre policías catalanes y españoles

El atentado terrorista en Barcelona detonó una serie de refriegas intestinas entre los servicios de seguridad españoles y catalanes. Se trata de una vieja tensión protagonizada entre los Mossos d’Esquadra, la fuerza de seguridad de Cataluña, y la Policía Nacional, que junto con la Guardia Civil se encargan de la seguridad del Estado español.

Los conflictos entre los Mossos –como son conocidos popularmente- y las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado español no son nuevos. Las corporaciones mantienen relaciones tirantes, mismas que salen a relucir en determinadas coyunturas. En esta ocasión, el atentado terrorista del pasado 17 de agosto –cuyo saldo es de 15 personas fallecidas, y más de 120 heridas- precipitó un nuevo y delicado conflicto.

“Si se hubiera investigado bien esa primera explosión, se debería haber llegado a la conclusión de la preparación de un ataque terrorista (…) Eso lo sabían los terroristas y por eso se precipitaron los ataques”; tal es la conclusión que hicieron pública los dos sindicatos policiacos más importantes de España: la “Asociación Unificada de Guardias Civiles” (AUGC), que agrupa a los miembros de esa corporación, y el “Sindicato Unificado de Policías” (SUP), correspondiente a la Policía Nacional.

Atentado en Barcelona acentúa polémica entre policías catalanes y españoles

La “primera explosión” a la que hacen referencia tuvo lugar en Alcanar (Tarragona), la noche del 16 de agosto. En esa ocasión, una explosión acabó con la vida de una persona, y provocó que siete más resultaran heridas. En el edificio siniestrado las autoridades encontraron cerca de 20 bombonas de gas. Un día después una camioneta blanca accedió a Las Ramblas y dejó tras de sí una cauda de destrucción.

Para Josep Lluís Trapero, el mayor de los Mossos d’Esquadra, ambos episodios estaban vinculados. Para la AUGC y la SUP, la ausencia de colaboración entre los Mossos y las fuerzas de seguridad española tuvo como fatal desenlace los hechos de Barcelona.

“La (AUGC) y el (SUP), organizaciones mayoritarias en las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, tras mostrar su apoyo a la labor de los Mossos en Cataluña, denuncian la exclusión y aislamiento sufrido por ambos cuerpos durante la investigación y la gestión del atentado sufrido en Barcelona el pasado jueves”, se lee en el comunicado.

Atentado en Barcelona acentúa polémica entre policías catalanes y españoles

Las acusaciones son serias y no escatiman culpa alguna; incluso, aventuran motivaciones políticas, por parte del gobierno catalán, para explicar sus supuestas omisiones. Así, el gobierno autonómico  habría actuado como lo hizo para “transmitir una imagen al exterior de nuestras fronteras de un estado catalán ‘autosuficiente’, instrumentalizando para ello sin ningún tipo de reparo la seguridad pública, asumiendo por ende los errores y consecuencias que de esta praxis pudieran derivarse”.

La riña entre corporaciones es sólo una muestra más de la compleja relación entre España y Cataluña; complejidades, por cierto, que no han dejado de verificarse en la coyuntura postrera de los atentados mediante declaraciones o expresiones en las redes sociales.

Rodrigo Coronel

Rodrigo Coronel

Periodista y politólogo. Es Licenciado en Ciencia Política por la Universidad Autónoma Metropolitana (Medalla al mérito universitario 2015, por mejor promedio de la generación). Maestrante en Periodismo Político en la Escuela “Carlos Septién García”. Ha escrito en medio digitales e impresos, como columnista y reportero, sobre temas políticos, económicos y culturales. Es conductor radiofónico, desde hace 5 años, en los 94.1 de FM, UAM Radio.