Asedio familiar al Chapo: ¿guerra narco en puertas? Asedio familiar al Chapo: ¿guerra narco en puertas?
Jesús Alfredo Guzmán Salazar, hijo de Joaquín Guzmán Loera, líder del Cártel de Sinaloa, la otrora organización del narcotráfico más poderosa del mundo,... Asedio familiar al Chapo: ¿guerra narco en puertas?

Jesús Alfredo Guzmán Salazar, hijo de Joaquín Guzmán Loera, líder del Cártel de Sinaloa,  la otrora organización del narcotráfico más poderosa del mundo, fue plagiado la madrugada de este lunes -15 de agosto- en Puerto Vallarta, Jalisco. Es la segunda ocasión en lo que va del año, que la familia de Guzmán Loera es objeto de un atentado en los que, hasta hace poco, eran considerados territorios controlados por la organización que lideraba.

El pasado 11 de junio, relatan medios locales, 150 personas armadas irrumpieron en la casa de la madre de Guzmán, Consuelo Loera, ubicada en la comunidad de La Tuna, municipio de Badiraguato, Sinaloa, lugar de nacimiento del capo. El portal sinaloense Ríodoce, refiere que en el suceso al menos 3 personas resultaron asesinadas; sin embargo, algunos otros medios refieren que en dicho evento 8 individuos perdieron la vida. Además de las pérdidas humanas, los asaltantes se llevaron consigo 2 motocicletas y tres coches, además de cortar el servicio de internet y las líneas telefónicas.

Jesús Alfredo Guzmán Salazar

Jesús Alfredo Guzmán Salazar

En cuanto a la desaparición de Jesús Alfredo, esta tuvo lugar hacia las 00:53 horas del lunes, en un famoso restaurante de Puerto Vallarta, “La Leche”, donde al menos 16 personas asistían a un festejo; ahí, 7 individuos armados se llevaron, además de al hijo de Guzmán Loera,  a 5 más de los asistentes; informaron autoridades policiales de Jalisco.

Tras conocerse el posible plagio de uno de los hijos de Guzmán, el fiscal general de Jalisco, Eduardo Almaguer Ramírez, en entrevista para el espacio radiofónico de Adela Micha, adelantó que derivado de las investigaciones realizadas “pudiera tratarse de un hijo del ‘Chapo’”, refiriéndose a Iván Archivaldo Guzmán Salazar, otro de los vástagos de Guzmán Loera, producto de su primer matrimonio. Sin embargo, por medio de una cuenta en Twitter atribuida a Iván Archivaldo, un mensaje, “NO PASA NADA!” (sic), publicado el 16 de agosto a las 10:55 de la mañana, parecía desmentir las versiones hasta entonces trascendidas.

Fue hasta la conferencia que Almaguer Ramírez ofreció a medios de comunicación, que se aclaró la identidad del hijo plagiado de Guzmán Loera, además de precisarse la identidad de otras 3 personas, de las 6 desaparecidas: Yosías Nahuali Rábago Borbolla, de 35 años; Juan Manuel Calva Tapia, de 53; y Víctor Galván Ureña, de 46 años; además de Guzmán Salazar, con 29 años de edad.

Durante esa rueda de prensa, el funcionario estatal afirmó que la dependencia a su cargo descubrió que los individuos que plagiaron a Guzmán Salazar pertenecen al Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG).

A diferencia de la irrupción del comando armado en la casa de la madre de Guzmán Loera, cuya autoría aún no queda establecida de manera oficial –aunque se han adelantado hipótesis al respecto-, en esta nueva agresión el origen del ataque es claro y supone un móvil no del todo descartable: debilitar la estructura del Cártel de Sinaloa, mermada tras la reaprehensión de su líder en enero de este año, en aras de propiciar un cambio en el control territorial que ejerce ese cártel, para traspasarlo al CJNG.

¿Se gesta una nueva guerra entre cárteles?

Luego de conocerse los detalles del ataque sufrido por Consuelo Loera, fuentes militares confirmaron al semanario Proceso, que detrás de ese atentado se encontraba una tríada conformada por los enemigos históricos de Joaquín Guzmán Loera: la organización encabezada por los Beltrán Leyva, el cártel de los “Zetas” y algunos integrantes del CJNG; todos comandados por un sobrino del propio Guzmán, Alfredo Guzmán Beltrán.

Joaquín Guzmán Loera

Joaquín Guzmán Loera

Por si fuera poco, la información de esa publicación apuntaba al viejo capo del narcotráfico, Rafael Caro Quintero –liberado en el 2013 por las autoridades mexicanas-, como el principal instigador en promover un conflicto entre el Cártel de Sinaloa y las organizaciones arriba citadas.

Sin embargo, en una polémica entrevista que la periodista Anabel Hernández realizó en la clandestinidad a Caro Quintero –publicada en el número 2073 de Proceso-, este desmintió su participación en el suceso, y dijo haber tenido, incluso, un “amigable” encuentro con Guzmán Loera, apenas fue excarcelado en agosto del 2013. “Él vino a saludarme –relató Caro Quintero a Hernández-, me dio gusto saludarlo, mis respetos para el señor, y platicando le comenté que yo ya no quería saber nada de cuestiones ilícitas”.

 

La desaparición de Jesús Alfredo Guzmán y la participación del CJNG en ese evento, aunada a su presunta participación en el ataque al domicilio de Consuelo Loera, constituyen indicios sólidos para adelantar la proximidad de un complejo realineamiento en la correlación de fuerzas entre el CJNG y el Cártel de Sinaloa.

A principios de septiembre del año pasado, la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA, por sus siglas en inglés), desclasificó un documento –el DEA-DCT-DIR-064-15, elaborado en julio del 2015 por esa agencia- en el que destacaba que de todos los otros cárteles que operan en territorio mexicano, el CJNG es el que mayor expansión ha tenido desde el 2010. Tal fenómeno lo atribuían al debilitamiento propiciado por los ataques que el gobierno federal dirigió contra la organización encabezaba por Joaquín Guzmán, durante la llamada “Guerra contra el narcotráfico”, ejecutada a lo largo del sexenio de Felipe Calderón.

Asimismo, el análisis realizado por la DEA, explicaba que la estrategia del CJNG consistía en establecer alianzas con otras organizaciones criminales, y aprovechar la debilidad de otros cárteles para disputar nuevos territorios, o fortalecer su influencia en los ya conquistados; de igual forma, resaltaba que los conflictos internos que acosan al Cártel del Golfo y de los “Zetas”, redundaron en una mayor fortaleza para el CJNG.

En un contexto así de contrastante entre el CJNG y el Cártel de Sinaloa,  se vislumbran los cimientos de una conflagración de pronóstico reservado.

La Redacción

La Redacción

Revista dedicada a las finanzas y cultura, comprometida en brindar información de calidad mediante artículos que abordan la realidad económica y financiera del país, así como los tópicos internacionales que nos impactan de manera directa.