Afectados por minera canadiense piden a autoridades cancelar su actividad Afectados por minera canadiense piden a autoridades cancelar su actividad
Pobladores del municipio de Ixtacamaxtitlán, en el estado de Puebla, afectados por las actividades de la minera canadiense Almaden Minerals, denunciaron ante las autoridades... Afectados por minera canadiense piden a autoridades cancelar su actividad

Pobladores del municipio de Ixtacamaxtitlán, en el estado de Puebla, afectados por las actividades de la minera canadiense Almaden Minerals, denunciaron ante las autoridades mexicanas que dicha empresa no ha informado correctamente de sus operaciones en la localidad a inversionistas, gobierno mexicano y pobladores de la zona. Para los quejosos, dicha actitud tiene como objetivo el continuar la exploración en la región, con el fin de extraer plata y oro.

En febrero del 2017, la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT) rechazó el informe de actividades presentado por la minera, al no considerar que  “las obras y actividades a realizar cumplan con los lineamientos que establece la NOM-120-SEMARNAT-2011”. De acuerdo con un comunicado difundido por la organización PODER (Proyecto sobre Organización, Desarrollo, Educación e Investigación), la Secretaría negó el permiso para llevar a cabo 69 barrenos; sin embargo, destaca el texto, en su informe del 2016 la empresa no informó a sus inversionistas de las disposiciones impuestas por la autoridad federal.

Entre otras acciones, una comunidad indígena de la región desplegó contra Almaden Minerals el amparo 445/2015, radicado en Puebla. Dicho recurso legal  no ha sido informado por la minera a sus inversionistas –entre los que se cuenta el Royal Bank of Canada-, tal y como corresponde a los procedimientos establecidos por la SEC (Comisión de Valores de los Estados Unidos).

Por otro lado, la “Unión de Ejidos y Comunidades en Defensa de la Tierra, el Agua y la Vida, Atcolhua” interpuso ante la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA) una denuncia contra la minera, misma que ya es investigada, por violar leyes mexicanas al realizar 236 barrenos más de los autorizados, con una profundidad mayor a la establecida, y con riesgo de haber perforado el acuífero de la región.

Horizontum. Afectados por minera canadiense piden a autoridades cancelar su actividad

Origen y consecuencias

Alejandro Marreros, miembro de la organización arriba citada, refirió en entrevista para Horizontum, que las acciones  realizadas por la comunidad afectada, se debieron a que éstas carecían “de información sobre lo que estaba, o ha estado pasando con respecto al proyecto minero, pues se acudía al gobierno municipal, y éste decía que no tenía información (…) Había mucha inquietud en las personas y las comunidades sobre qué tipo de afectación podría haber, de qué tamaño era el proyecto y de quién era la empresa”.

En términos concretos, las afectaciones sufridas en la zona de Ixtacamaxtitlán son, de acuerdo con Marreros, las siguientes: “primero tiene que ver con lo que la empresa ha estado haciendo en términos de violación de la regulación, porque ha estado haciendo trabajos de exploración sin que haya tenido antes el permiso; ha hecho más barrenos de los que la Semarnat le ha permitido, ha barrenado a mayor profundidad de lo que se la ha permitido”.

“Además,  en el proceso de exploración –continuó- ya está habiendo afectaciones a zonas de las comunidades cercanas. Por ejemplo, por tantos barrenos que se han realizado en la profundidad de más de 200 a 700 metros de profundidad ya han dañado el manto freático, acuífero, y ya está impactando en la escasez de agua para algunas personas”.

Horizontum. Afectados por minera canadiense piden a autoridades cancelar su actividad

Asimismo, Marreros argumentó que otra de las consecuencias que ha traído consigo el actuar de Almaden Minerals es el “rompimiento de las relaciones sociales en las comunidades, que ha metido división. La empresa, hacia las comunidades, ha desarrollado toda una estrategia de cooptación, donde captura a la población a través de diferentes tipos de apoyo, que ha ofrecido la empresa a las comunidades, apoyos para las fiestas, regalitos de ese tipo que ha ido haciendo la empresa”.

Para el futuro inmediato, Marreros anticipa que seguirán “denunciando lo que la empresa está haciendo, y también exigiendo al gobierno mexicano (para) que pueda hacer su trabajo, que pueda proteger los derechos de las personas. Estamos, por ahora, trabajando por la vía legal, por el lado jurídico, además de hacer trabajo organizativo  en las comunidades, sobre todo en estas que ya se han estado dejando comprar por la empresa, para que tomen una posición más de defensa de sus derechos”.

“Las comunidades también decimos que ese tipo de desarrollo a nosotros no nos interesa, porque no trae beneficios, realmente, para los que habitamos en estos lugares. Los beneficios son para las empresas, y los costos con para las comunidades. Por eso no nos interesa ese tipo de desarrollo”, concluyó.


Rodrigo Coronel

Rodrigo Coronel

Periodista y politólogo. Es Licenciado en Ciencia Política por la Universidad Autónoma Metropolitana (Medalla al mérito universitario 2015, por mejor promedio de la generación). Maestrante en Periodismo Político en la Escuela “Carlos Septién García”. Ha escrito en medio digitales e impresos, como columnista y reportero, sobre temas políticos, económicos y culturales. Es conductor radiofónico, desde hace 5 años, en los 94.1 de FM, UAM Radio.