Adiós a Tzvetan Todorov,  una de las mentes más brillantes de la filosofía moderna Adiós a Tzvetan Todorov,  una de las mentes más brillantes de la filosofía moderna
Este martes el teórico literario, crítico de arte y literatura, lingüista, filósofo, historiador Tzvetan Todorov falleció a los 77 años, a causa de complicaciones... Adiós a Tzvetan Todorov,  una de las mentes más brillantes de la filosofía moderna

Este martes el teórico literario, crítico de arte y literatura, lingüista, filósofo, historiador Tzvetan Todorov falleció a los 77 años, a causa de complicaciones derivadas de una “enfermedad neurodegenerativa”, expresaron fuentes cercanas a él.

Nació en Bulgaria en 1939, por lo que creció bajo el techo del comunismo haciendo que Todorov mantuviese hasta el final una aversión al paternalismo y a las banderas; esto lo obligó a mudarse a Francia, donde obtuvo la nacionalidad gala en 1973. Es así que su condición de exiliado marcó su obra.

Fue director, desde 1987, del Centre de Recherche sur les Arts et le Langage; profesor en las Universidades de Columbia, Harvard y Yale, Doctor Honoris Causa por la Universidad de Lieja. Obtuvo la Medalla de la Orden y de las Letras en Francia, el Premio Príncipe de Asturias de Ciencias Sociales en 2008.

Dominó al menos cuatro idiomas: francés, alemán, inglés y ruso. Por su condición de migrante habrá sido uno de los observadores más lúcidos del desorden de las sociedades contemporáneas. Creía que el terrorismo había que combatirlo principalmente desde una resistencia ideológica: desde el combate de las ideas.

A través de sus frases, atomizadas en diversos textos, comprendimos parte del mundo:

El odio es una enfermedad del alma que salpica a todos; que la venganza no erradica el mal, sino que lo alimenta; que la maldad de los otros también está en nosotros; que la moral ha abandonado los discursos, no los comportamientos; que el triunfo del pensamiento neoliberal ha acelerado la desaparición de los códigos morales compartidos por la comunidad; que el ser humano no termina en su cuerpo, porque se relaciona con los demás; que la insumisión es el camino correcto hacia la regeneración de la comunidad; que negarse al sometimiento y a la coacción impuesta por la fuerza o aceptada en silencio es a la vez resistencia y afirmación; que nadie se movilizará para defender la democracia si ésta no es más que una fachada que mantiene en pie el ritual del voto cada equis años, mientras que el resto del tiempo el país está dirigido por una oligarquía político-económica; que debemos resistir a los atropellos sin perder la humanidad; que todos contribuimos a preservar la dignidad de la especie humana y a cuestionar el pesimismo que sirve de justificación para los abusos de los gobiernos; que en el mundo de los valores hemos pasado del espejismo comunista al desierto capitalista, porque el pasado era terrible pero el presente está vacío; que el liberalismo ha conseguido una vieja aspiración comunista, la unificación de todos los trabajadores del mundo (pero al servicio de las empresas); que el neoliberalismo ha logrado que la soberanía de los intereses esté por encima de la soberanía del pueblo.

Una vez que se agotaron los poderosos efectos del rubro lingüístico, Todorov dejó atrás el estructuralismo y dirigió su pensamiento hacia la historia de las ideas. Pronosticó en 2010, en una entrevista concedida a El País, que los refugiados llegarían masivamente a Europa: “este miedo a los inmigrantes, al otro, a los bárbaros, será nuestro gran primer conflicto en el siglo XXI”. “El miedo a los bárbaros es lo que nos arriesga a convertirnos en bárbaros”, dejó dicho en otra ocasión. “En la sociedad actual estamos exagerando el miedo a los otros. Y ese terror a los que consideramos bárbaros nos convierte en bárbaros a nosotros”.

El filósofo decía que ya en la antigua Grecia el modelo democrático era acusado de estar al servicio de los demagogos, llamados en su momento sofistas. Y ellos eran los que sabían hablarle al público y sabían usar los medios. Hoy en día es similar. Antes se iba al foro y se usaba la oratoria. Hoy, si quieres manifestar tus ideas más profundas escribe en cuarenta caracteres que para eso está Twitter.

Otra de sus pasiones fue la relación entre la pintura y el pensamiento. Analizó en varios artículos las obras de Vermeer, Rembrandt y Goya.

Si deseas saber más sobre el pensamiento de este filósofo te invitamos a leer:

Insumisos (Galaxia Gutenberg).

– La literatura en peligro (Galaxia Gutenberg).

– Elogio de lo cotidiano (Galaxia Gutenberg).

– La vida en común (Taurus).

– Goya. A la sombra de las luces (Galaxia Gutenberg).

– ¡El arte o la vida! El caso Rembrandt (Vaso Roto).

– Elogio del individuo: ensayo sobre la pintura flamenca del Renacimiento (Galaxia Gutenberg).

Un ensayo todavía inédito, Le triomphe de l’artiste, será publicado en marzo en Francia.

(Con información de El Español, El País, Vanguardia)

La Redacción

La Redacción

Revista dedicada a las finanzas y cultura, comprometida en brindar información de calidad mediante artículos que abordan la realidad económica y financiera del país, así como los tópicos internacionales que nos impactan de manera directa.