Académicos advierten sobre falta de eficiencia en recolección de basura Académicos advierten sobre falta de eficiencia en recolección de basura
Durante el “Primer Coloquio de Maestrantes en Diseño, Información y Comunicación”, organizado por la UAM, María Elena Sánchez Vilchis Académicos advierten sobre falta de eficiencia en recolección de basura

Durante el  “Primer Coloquio de Maestrantes en Diseño, Información y Comunicación”, organizado por la UAM, María Elena Sánchez Vilchis, Patricia Galán Lara, Mariana López Ortiz y Ester Calderón Casanova señalaron que pese a la abundancia de datos sobre recolección de desechos,  hay escasa vinculación entre el gobierno, la sociedad civil, la industria y la academia para generar políticas públicas e incidir positivamente en la gestión de la basura.

México genera 42.1 millones de toneladas anuales de residuos sólidos urbanos (RSU) y la mayoría de los municipios contamina aire y suelos, debido a que 99.43 % ofrece servicio de recolección, pero sólo el 22.34 % cuenta con disposición final controlada en rellenos sanitarios.

El proyecto de investigación “Hacia un sistema de información para la toma de decisiones sobre la gestión de los Residuos Sólidos Urbanos en la CDMX”, analizará el procesamiento de esos desechos a través de elementos diversos, mismos que intervienen para modelar una propuesta que propicie una visualización de datos útiles en la toma de decisiones.

Los maestrantes emplearán la minería de datos y el análisis del conjunto de éstos,  para así encontrar patrones, relaciones, modelos y tendencias que los transformen en una estructura comprensible y permitan su uso posterior. Asimismo anunciaron que trabajan en el diseño y la visualización de información para convertir los datos complejos, y propiciar conocimiento y estrategias de comunicación en favor del desarrollo sostenible.

El objetivo de su investigación, advirtieron,  no es ocuparse de las causas, tampoco reducir los impactos medioambientales de los residuos sólidos, sino facilitar información para generar las políticas públicas id

La gestión de RSU, explicaron, debe entenderse como un conjunto de operaciones que se realiza desde que éstos se generan en los hogares, hasta que son colocados en los sitos de disposición final. Luego sigue un proceso de cuatro etapas: la generación – que se ubica en las casas o asentamientos urbanos–; la transferencia – que implica la cobertura en los servicios de recolección y traslado a los sitos finales–; la selección –en la que se separan los residuos que van a reciclarse–; y la disposición final –sitio de depósito, ya sea relleno sanitario o a cielo abierto–.

Esas fases pretenden mantener un equilibrio entre la generación y su disposición final eficiente, proceso que permita limitar los impactos adversos ambientales, producidos por la generación de RSU. Entre los impactos ambientales sobresalen, advirtieron: la generación de biogases, la contaminación del suelo y de los cuerpos de agua, así como la reproducción de la fauna nociva y la transmisión de enfermedades.

La Redacción

La Redacción

Revista dedicada a las finanzas y cultura, comprometida en brindar información de calidad mediante artículos que abordan la realidad económica y financiera del país, así como los tópicos internacionales que nos impactan de manera directa.