15 minutos pueden salvar tu compañía 15 minutos pueden salvar tu compañía
15 minutos, para muchos puede ser poco tiempo y para otros más, pero la realidad es que el tiempo es relativo y su... 15 minutos pueden salvar tu compañía

15 minutos, para muchos puede ser poco tiempo y para otros más, pero la realidad es que el tiempo es relativo y su valor depende de cada persona y situación; este lapso de tiempo no es suficiente para escribir el código de una nueva aplicación, pero es adecuado para planificar una reunión o incluso firmar un contrato.

Actualmente la tecnología amplía nuestra capacidad y nos ayuda a aprovechar de mejor manera cada minuto, haciendo más rentable y eficiente el trabajo dentro de las organizaciones; y es que en algunos casos, las fallas o falta de disponibilidad de los datos ya sean por cuestión de segundos, se convierte en un verdadero problema.

El valor que el tiempo representa para las empresas no es el mismo que para las personas, quizá en un día común podemos invertir 15 minutos sin avanzar en el tráfico, en ocasiones puede ser factor para retrasarnos en nuestras actividades pero en realidad no es una situación que impacte más allá, sin embargo, en un entorno empresarial, la situación es mucho más grave; por ejemplo, en el mundo financiero cada segundo puede costar millones de dólares. En esta industria los datos se mueven rápido, esto significa que hasta el más mínimo error conlleva a tiempos inactivos, sin importar su duración esto trae consecuencias irreversibles.

15 minutos pueden salvar tu compañía

Una situación similar se produjo durante la Oferta Pública Inicial (Initial Public Offering IPO por sus siglas en inglés) de una de las redes sociales más importantes del mundo. La demanda excesiva causó una falla en el sistema de NASDAQ, lo que retrasó por 30 minutos su salida. Para una persona promedio se trata de una hora de comida, pero para una empresa, cuyo tiempo significa pérdidas o ganancias – media hora de tiempo inactivo resultó en pérdidas por 115 millones de dólares-.

Desafortunadamente este caso no es único en su clase, las fallas en los sistemas de TI le pueden ocurrir a cualquiera, es ahí en donde las empresas deben ser capaces de recuperar rápidamente los datos y reanudar operaciones, lo más importante es no dejar de brindar servicios, incluso ni un minuto. Y es que hoy en día son más las empresas que tienen que proporcionar servicio a sus clientes 24.7.365, y en algunas áreas de negocio sólo este modelo de trabajo es aceptable; y quienes no lo adoptan, corren el riesgo de ver a sus competidores incrementar sus ganancias y ganar mayor éxito.

Las empresas cada vez más se involucran en buscar estrategias que les ayude a garantizar disponibilidad en sus negocios. De acuerdo a un reciente estudio de Veeam[1], el cual entrevistó a más de mil directores de TI, señala que el tiempo de inactividad de las aplicaciones críticas promedio es de casi dos horas, mientras que para aplicaciones no críticas éste se triplica a casi seis horas.

15 minutos pueden salvar tu compañía

Estas interrupciones pueden ser verdaderamente costosas, al grado de arriesgar hasta 16 millones de dólares al año. Otro ejemplo es la situación que vivió un banco británico, quien ha sufrido repetidas fallas del sistema en los últimos años, ocasionado que los clientes no puedan retirar dinero de los cajeros automáticos, al fallar el sistema de TI y no permitir que los usuarios obtengan su dinero éste se pierde, por lo que las fallas resultan en pérdidas por pagos de compensación para los usuarios.

Tales niveles de tiempo de inactividad representan una amenaza mundial a un número cada vez mayor de empresas. 84%  de los CIOs reconoció el problema de la disponibilidad (la brecha entre las capacidades de recuperación y las necesidades de los clientes). Los resultados del estudio confirmaron que es necesario mejorar los recursos de TI existentes y lograr un índice de RTPO (objetivos de tiempo y punto de recuperación) no superior a 15 minutos.

15 minutos pueden salvar tu compañía

Si las empresas tienen éxito en la mejora del almacenamiento y uso de la tecnología de software moderno de una manera oportuna, serán capaces de satisfacer todas las necesidades de las empresas modernas y habilitar el Always-On Enterprise (empresa permanentemente activa). Deben estar conscientes de que no importa cuántos empleados tengan o lo que equivalen los ingresos, el éxito sólo puede lograrse mediante la inversión estratégica en el desarrollo de la infraestructura de TI.

El uso de tecnologías modernas ha proporcionado a las empresas oportunidades para ofrecer servicios de calidad a los clientes que cumplen con las normas actuales. Esta es la única manera de que cualquier empresa logre garantizar que en el caso de una falla, la recuperación de incluso las aplicaciones críticas, no tomarán más de 15 minutos – el tiempo que se necesita para tomar una taza de café, pero para que las empresas ganen millones-.


Jonathan Bourhis

Jonathan Bourhis

Director General de Veeam México