08/11/2017 ¿La fecha que podría redefinir la historia? 08/11/2017 ¿La fecha que podría redefinir la historia?
Para el día en que esta columna esté publicada, seremos testigos del desarrollo de la jornada electoral más importante en lo que va de... 08/11/2017 ¿La fecha que podría redefinir la historia?

Para el día en que esta columna esté publicada, seremos testigos del desarrollo de la jornada electoral más importante en lo que va de siglo XXI. Hillary Clinton y Donald Trump se verán las caras en las urnas y el electorado estadounidense será un participe fundamental no sólo en el proyecto de nación que ellos quieren, sino en el propio entretejido del concierto internacional.

Recordemos que las elecciones presidenciales en los Estados Unidos se realizan bajo sufragio indirecto sustentado bajo un Colegio Electoral, que es una Asamblea formada por 530 electores, quienes representan a los estados de la Unión Americana de acuerdo con el peso de cada uno de ellos por su población, es decir, el estado con más habitantes como lo es California, es el estado que otorga más votos electorales, por lo que el Presidente elegido no es por medio de elección directa, es decir, quien obtenga el mayor número de votos del grosso de la población, sino el que llegue a la cifra mágica de 270 votos electorales.

Donald Trump se ha caracterizado por tener una campaña incendiaria, divisoria, racista, misógina, sin noción alguna de diplomacia o conciencia alguna de su realidad, mientras que Hillary Clinton, se ha caracterizado por una campaña más consensuada, abogando por la unión y sustentándose sobre propuestas firmes de acuerdo con su propia experiencia dentro de la política, pero no ha sido exenta de escándalos, como lo fue su neumonía o bien el manejo de su correo electrónico, cuando era Secretaría de Estado, comprometiendo información de seguridad nacional.

08/11/2017 ¿La fecha qué podría redefinir la historia?

Durante el desarrollo de ambas campañas electorales, fuimos testigos de tres debates electorales, dentro de los cuales, el protagonista no fue el debate de ideas, sino un debate político dentro de su noción más pura de realpolitik; es decir, el sembrar la noción de “quién se vio más presidenciable”. En los tres debates, pudimos ver a un Trump que se deja llevar por su temperamento y escasas tablas políticas, mientras que justamente estas, fueron las que más destacaron por el lado de Clinton, cuyo eco podemos verlo en las más recientes encuestas, donde Hillary Clinton mantiene la ventaja de cuatro a cinco puntos porcentuales sobre Trump.

¿Qué podríamos esperar de los Estados Unidos si gana Trump o Clinton? Trump aboga más por un Estados Unidos mucho más pragmático ultra nacionalista con fronteras rígidas, sujetando a evaluación sobre la pertinencia de las alianzas tanto comerciales como militares, dentro de una concepción de un mundo completamente unipolar y sin objetivos claros (por ejemplo: un acercamiento con Rusia, pero despreciando a China -ambos miembros del Grupo de Shanghai, la segunda alianza más importante después de la OTAN-, el absurdo de construir un muro en la frontera sur o su propuesta migratoria completamente fuera de la realidad, al comprender deportaciones masivas).

La Clinton aboga por un mundo multipolar, con una cooperación internacional sumamente dinámica, siendo encabezada por el G5, establecido límites comerciales políticos y económicos dentro de su propia política exterior, en conjunto con estrechar las alianzas de las que Estados Unidos forma parte, pero a la par, renegociar instrumentos internacionales como el TLCAN o el Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica. Cuenta con una propuesta migratoria sólida y una planeación económica sana, aunque su talón de Aquiles ha sido una propuesta enfocada a mecanismos claros para combatir al terrorismo internacional, como lo es ISIS y Al Qaeda. En la relación específica con México, derivada de la visita de Donald Trump al país hace unos meses, no veremos una relación estrecha como tal, hasta el 2018 que un nuevo presidente llegue a Los Pinos.

08/11/2017 ¿La fecha qué podría redefinir la historia?

Al interior de los Estados Unidos, Trump aboga más por un centralismo y una concentración de poder en el Ejecutivo, delegando en cierta manera al Judicial y al Legislativo, dejando en lo más mínimo un cabildeo político como tal, mientras que Clinton aboga por una Federación y el pleno ejercicio de Poderes, sin contemplar un movimiento brusco en las Enmiendas que forman la Constitución de los Estados Unidos, a menos de que cumpla su promesa de campaña de buscar un control de armas más estricto.

El 08 de noviembre del 2016, independientemente del ganador de los comicios, es una fecha que pasara a la historia por la naturaleza misma de la dinámica propia de esta contienda presidencial, pero la verdadera herencia mi estimado lector, es en el caso de que gane Hillary Clinton, le tocará gobernar un país sumamente dividido y radicalizado (producto de las declaraciones de Trump) y el “establishment o status quo” jamás serán igual, ya que se comprobó que el odio es una semilla que puede dar frutos dentro de una nación sumamente nacionalista. Como ya lo he mencionado en publicaciones anteriores, dentro de mi opinión, Hillary Clinton será la nueva presidenta de los Estados Unidos.

Diego Sanchez Campia

Diego Sanchez Campia

Soy Internacionalista por la FCPyS de la UNAM, especializado en Diplomacia Digital, con especial énfasis en Diplomacia en Redes Sociales.

Actualmente tengo el proyecto Red México / México Sin Frontera (www.mexicosinfrontera.com) , que está enfocado en información en protección, asistencia consular y protección preventiva para mexicanos en el exterior por medio de redes sociales.

He participado con publicaciones para Líderes Internacionales y Paradigmas (dependiente de Urbi et Orbi del ITAM).